Trifulca en un vuelo que conecta Lanzarote con Tenerife. El pasado 13 de diciembre un vuelo salió del aeropuerto César Manrique con dirección a Tenerife Norte.

Al poco rato del despegue del avión, un hombre, que estaba sentado en la parte trasera de la aeronave y que viajaba solo empezó a golpear el asiento delantero, "se quitó la mascarilla y comenzó a insultar al resto de pasajeros y meterse con la tripulación", comentó un testigo en las redes sociales.

Otro de los pasajeros se encaró hacia el individuo conflictivo y le rogó que se calmase y mostrase respeto. Unas palabras que no fueron bien recibidas por esta persona que se volvió aún más agresiva.

“Yo estaba sentado en la parte trasera del avión, escuché a la azafata avisar del problema llamando al piloto por el teléfono. El comandante le dio permiso a ella…”, comenta uno de los pasajeros del vuelo.

En ese momento un pasajero, un Policía Nacional que iba de paisano redujo al conflictivo. En total iban 19 agentes de las Fuerzas y el Orden del Estado a bordo de la aeronave.

“El piloto nos pidió disculpas por el espectáculo de la gente sin educación, como si ellos hubieran tenido la culpa de algo, cuando lo que hicieron fue actuar de 10. Los que estábamos allí solo podemos dar las gracias al comandante, las azafatas, y la Policía Nacional . Algo que se había tornado peligroso acabó siendo un vuelo para contar a los amigos”, recalca uno de los pasajeros.

Al llegar a Tenerife Norte, el alborotador pasó a disposición de los agentes policiales.