El fuerte viento racheado que está soplando desde hace horas en Tenerife ha obligado este lunes a abortar varios aterrizajes en el aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía por "cizalladura", según informan Controladores Aéreos en sus redes sociales.

En la cuenta de twitter @controladores señalan que se han producido varias operaciones frustradas de aterrizaje por cizalladura en el aeropuerto Tenerife Sur, que se han tenido que desviar a aeropuertos alternativos.

En este sentido, los vuelos desviados han aterrizado en Gran Canaria y hasta el momento solo se ha reportado esta incidencia en dos vuelos. Uno de ellos procedía de la ciudad irlandesa de Belfast, mientras que el otro aparato había despegado de Londres.

Pericia de un piloto en Lanzarote

Por otro lado, en Lanzarote, el viento cruzado que ha soplado en la mañana de este lunes en la pista del aeropuerto César Manrique-Lanzarote obligó a un piloto a abortar el aterrizaje. El comandante de la aeronave lo intentó en una ocasión, pero no pudo, por lo que se vio obligado a coger altura y a intentarlo de nuevo.

"Motor y al aire", asegura Controladores Aéreos en su cuenta de Twitter.

"Se trata de un procedimiento que aplican las tripulaciones cuando consideran que el aterrizaje no va a ser 100% seguro", indica Controladores Aéreos. Finalmente el aterrizaje se pudo realizar sin problemas. El vuelo era de la compañía Ryanair y procedía de Milán (Italia).

La estación meteorológica del Aeropuerto César Manrique-Lanzarote registró rachas de viento de 50 kilómetros por hora a las 11.00 horas de este lunes.