La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 64 años y nacionalidad española como presunto autor de un delito de estafa continuada a los clientes de la agencia de viajes de la que era administrador único. Según los datos recabados por los agentes, el detenido estafó cerca de 40.000 euros a 45 clientes.

En las últimas semanas se empezaron a acumular denuncias de personas afectadas por hechos similares relacionados con la misma agencia de viajes, situada en la localidad de San Cristóbal de La Laguna. Los denunciantes alegaban haber realizado el pago de una reserva por itinerarios tanto a la Península como a destinos internacionales sin llegar a recibir los billetes por las mismas, todas ellas por valores de centenares de euros por persona, recibiendo excusas como que no se había alcanzado el número mínimo de viajeros para realizar el viaje.

Reclamaciones al estafador

Ante esta situación, se ponían en contacto con la agencia para reclamar la devolución del dinero, que sin embargo nunca se producía. Así, hasta que la propia empleada de la agencia, también afectada porque llevaba dos meses sin cobrar, alentó a los clientes de que interpusieran la correspondiente denuncia porque el encargado había desaparecido desde principios del mes de octubre, sin dar más señales de vida que una comunicación a través de mensajería con la mencionada empleada en la que la pareja sentimental de éste manifestaba que se encontraba de baja médica.

En total, gracias a la colaboración de esta trabajadora, pudo saberse que había 45 personas afectadas por reservas no devueltas, alcanzándose una suma de 39.397 euros estafados.

Con todos estos datos, la Policía Nacional fue entrevistándose con varios de los afectados y realizando las labores investigativas pertinentes hasta que pudo identificarse y localizarse al culpable, vinculando al mismo con la agencia de viajes y la cuenta bancaria en la que se recibían algunas de las reservas. Por ello, se procedió a su detención por un delito de estafa continuada, siendo puesto a disposición de la autoridad judicial competente.