Un vehículo que viajaba en la bodega del ferry Benchijigua Express, de Fred Olsen que cubría la ruta entre La Gomera y Tenerife acabó en el mar tras caer en algún punto de la travesía, según ha informado Puente de Mando.

Se trataba de un vehículo con pasaje Clase Oro, que son los que embarcan en primer lugar y ocupan las plazas de aparcamiento en bodega más cercanas a la rampa de entrada y salida.

Por razones que se desconocen y que la naviera investiga, el vehículo, que se supone debía estar correctamente calzado al encontrarse en primera fila, de acuerdo con los procedimientos de estiba, se soltó y "saltó" por la borda.

"Cuando se dio la voz de alarma interior corrieron algunos tripulantes a la terraza de popa para comprobar si algún pasajero había hecho fotos o grabado imágenes con su móvil", señala una fuente.

Los coches y furgonetas que aparcan en ese lugar deben dejar una marcha puesta, el freno de mano y el volante girado hacia la derecha. El personal de la naviera se encarga de calzar las ruedas para evitar desplazamientos, una maniobra que deben verificar el contramaestre y el marinero de guardia, explica Puente de Mando.

Se trata de un incidente atípico en las embarcaciones de alta velocidad en España.