La Guardia Civil del destacamento Fiscal del Puerto de La Luz y de Las Palmas, en coordinación con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, intervinieron el pasado 23 de mayo 215 kilos de cocaína en un contenedor procedente de Brasil que contenía más de 500 sacos de azúcar cristal blanco. La droga tiene un valor de 7,6 millones de euros en el mercado ilícito.

Ambas instituciones explicaron que realizaron los análisis documentales de un contenedor que mostró discrepancias respecto a la mercancía declarada.

El buque procedía del puerto de Santos (Brasil) y tenía previsto continuar su destino hacia África tras llevar a cabo el transbordo en el puerto de Las Palmas. Los primeros indicios hallados por la Sección de Fiscal y Fronteras de la Benemérita llevaron a una inspección junto con miembros de Vigilancia Aduanera más exhaustiva de la mercancía del contenedor en el Centro de Inspección Fronterizo (CIF).

Los agente localizaron 10 sacos con formas irregulares respecto al resto de la carga, lo que levantó las sospechas. De ellos se extrajeron pequeñas muestras que dieron positivo en cocaína. La Guardia Civil indica que la acción supone un golpe a la delincuencia organizada internacional que utiliza este tipo de procedimiento.