La Policía Nacional asestó un golpe al tráfico de drogas en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, al desarticular una organización criminal que operaba, principalmente, en la zona norte de la Isla. La operación Calixto se saldó con la detención de trece personas en el Valle de La Orotava. Los investigadores intervinieron más de 12.500 euros en metálico, 36 kilogramos de hachís, 700 gramos de cocaína y 800 gramos de marihuana.

El grupo desmantelado estaba formado por ciudadanos jóvenes, todos de entre 20 y 30 años de edad. Dichos individuos fueron detenidos en los municipios de La Orotava, Los Realejos y el Puerto de la Cruz. Los registros domiciliarios autorizados por la autoridad judicial fueron realizados en viviendas situadas en Los Realejos y el Puerto de la Cruz, según explicaron las fuentes consultadas.

Cuatro de los jóvenes arrestados tenían antecedentes policiales por delitos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes. Otros tantos habían sido arrestados con anterioridad por otro tipo de infracciones penales, mientras que los cinco restantes carecían de antecedentes.

Células independientes

A mediados del año pasado, los investigadores de la Brigada Provincial de Policía Judicial, tras consultar y contrastar los datos ofrecidos por diferentes fuentes de información, concluyeron que una organización dedicada al tráfico de drogas operaba en el Valle de La Orotava. Conforme avanzaban las pesquisas, los funcionarios supieron que la organización, aunque actuaba principalmente en dicho enclave del norte de la Isla, extendía sus tentáculos a toda la provincia.

El modus operandi utilizado por sus integrantes difería de lo observado en las clásicas organizaciones delictivas piramidales. En ésta sus integrantes actuaban como células independientes. Cada uno obtenía y vendía droga en función de las reservas de las que disponían. De esta manera mostraban cierta autonomía e iniciativa.

La explotación de la operación supuso la elaboración de un dispositivo complejo en el que participaron diferentes unidades de la Policía Nacional y la Unidad de Guías Caninos de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, explicó el cuerpo de seguridad.

Los investigadores detuvieron a trece personas, registraron siete domicilios y un trastero e intervinieron más de 12.500 euros en metálico, 36 kilogramos de hachís, 700 gramos de cocaína, 800 gramos de marihuana, sustancias para el corte de la droga, una prensa para hacer cocaína, útiles para el pesaje de la droga, seis vehículos y tres motocicletas.

Cinco de los arrestados ingresaron en prisión provisional

Cinco de los detenidos, tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial competente, ingresaron en prisión. La investigación de la Policía Nacional ha sido coordinada con el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de La Orotava y la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Provincial de Tenerife.

Las actuaciones fueron llevadas a cabo por policías nacionales de la Unidad de Drogas y Crimen Orgaizado (Udyco) de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife.