La Guardia Civil lo acaba de confirmar. Los cuerpos sin vida encontrados en la mañana de este miércoles en Barranco Hondo, son los de Elio Hernández y María de los Ángeles Hernández, padre e hija, que fueron vistos por última vez en Radazul el pasado domingo.

El helicóptero de la Guardia Civil encontraba hoy los cadáveres de dos personas en Barranco Hondo, en el municipio de Candelaria. El Instituto Armado había iniciado un dispositivo de búsqueda después de que se denunciara el martes la desaparición de Elio y María de los Ángeles, en la zona de Radazul, en el municipio de El Rosario. No se tenía noticias de ellos desde el pasado domingo, cuando tenían la intención de dirigirse a un centro de salud, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación.

La comitivia judicial se personó en el lugar para proceder al levantamiento de los cadáveres, que han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife.

Los dos cuerpos y también un vehículo han sido encontrados en el mar, en concreto en la zona de El Varadero. El coche hallado cerca de los cuerpos tiene las mismas características al que utilizaron el padre y la hija la última vez que fueron vistos, un Toyota color vino.

El martes, la Asociación SOSDesaparecidos activó una alerta de búsqueda para un padre y una hija de los que no se sabía su pradero desde el pasado 8 de abril, cuando fueron vistos por última vez en Radazul en su vehículo, un Toyota color vino.

En concreto, se trata de Elío Hernández González, de 83 años. El hombre mide 1,83 metros de estatura, de complexión delgada y pelo canoso.

Por su parte, su hija es María de los Ángeles Hernández Baute, de 59 años, con el pelo cobrizo y los ojos marrones.

Se está a la espera de que la Guardia Civil o esta asociación confirmen si los cuerpos hallados sin vida esta mañana en Barranco Hondo son los de padre e hija desaparecidos.