Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doble asesinato en Adeje | Incio de la vista

El niño que huyó del doble asesinato en Adeje

El testimonio de Jonas es clave en el juicio contra su padre, Thomas Handrick

Thomas Handrick, antes de un registro en su vivienda E. D.

Dos años y nueve meses después de que invitara a su exmujer y a los pequeños a una ‘entrañable’ caminata para encontrar unos regalos en una cueva en la zona alta de Adeje, Thomas Handrick entrará en el Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife como presunto autor de los crímenes. Hasta el momento, el acusado se ha mostrado muy ‘frío’ y no ha colaborado, ni con la Guardia Civil ni con la autoridad judicial.

Rosa, una vecina de Los Cercados, cerca de La Quinta, en la zona alta de Adeje, observó que un niño caminaba solo por la carretera que enlaza dicha zona con la parte baja del municipio. Tras regresar de una gestión, pudo ver que el menor seguía andando en solitario hacia la costa. A la mujer le pareció muy extraña la situación y decidió parar y preguntarle si todo iba bien. Le habló en español e inglés, pero la comunicación no era fluida. Entonces, Rosa decidió ir a pedir ayuda a otra residente en Los Cercados, que habla alemán y que se mostró dispuesta a ayudar desde el primer momento. De esa manera, con una espontánea solidaridad vecinal, se empezó a conocer un terrible episodio de violencia de género y vicaria ocurrido aquel 23 de abril del 2019, que conmocionó a todo el país.

El menor salvó la vida al escapar a la carrera por una carretera por la que no bajó su progenitor

decoration

El pequeño, de siete años y de nacionalidad alemana, contó que había empezado a correr después de que su padre, Thomas Handrick, residente en el casco urbano de Adeje, atacara con mucha violencia a su madre y su hermano, tres años mayor que él. Este le gritó que huyera y eso fue lo que hizo. Se le ocurrió escapar del brutal asesinato en dirección a la costa. Cuando se cansó de correr, empezó a andar. Pero no lo hizo por el camino que utilizó su progenitor para llevar a su ex mujer y sus dos hijos hasta una cueva en el Hoyo del Agua, un enclave agrario alejado de cualquier núcleo de población, sino que siguió la estrecha carretera asfaltada que enlaza La Quinta con Las Moraditas y Barranco de Las Torres. En esa vía lo halló Rosa. Eso también le salvó la vida.

El arresto

Las mujeres avisaron a la Policía Local y el menor ratificó su testimonio inicial. El relato levantó todas las alarmas entre los agentes municipales. Estos se dirigieron a la vivienda de Handrick en la calle Ramón y Cajal. Y allí lo encontraron, que acababa de despertarse, tras llegar de la zona alta y acostarse a dormir. Fue detenido de inmediato en base a la declaración de su hijo. Y entonces se inició la búsqueda de la madre de Jonas, Sylvia, y su hermano mayor, Jakob. Los tres habían llegado al Sur de Tenerife el día antes y Thomas los animó a llevar a cabo la citada caminata como una actividad entretenida y entrañable.

Pero la realidad fue mucho más cruel. En las últimas horas de la tarde y de la noche se trató de hallar algún indicio sobre el paradero de ambas personas, pero sin éxito. Las tareas de localización se reanudaron en la mañana del día 24 con numerosos medios, incluidos dos helicópteros.

Poco después del mediodía, un hombre localizó los cuerpos en una cueva del paraje del Hoyo del Agua, donde las víctimas tuvieron muy pocas o nulas opciones de pedir ayuda.

Duro recorrido

Las tres personas afectadas y el presunto asesino anduvieron unos 10 kilómetros en sentido a la cumbre de la Isla para llegar a dicha cavidad. Para conducirlos hasta allí, Thomas Handrick utilizó, "como gancho", la mentira de que les iba a entregar unos regalos que tenía escondidos en dicha cueva. El camino entre el casco de Adeje y el Hoyo del Agua para quienes lo realizan andando de manera íntegra consta de grandes pendientes en algunos tramos y puede resultar agotador para quienes no estén acostumbrados a caminar de manera frecuente y por fuertes laderas. Todo indica que esa circunstancia también fue contemplada por el presunto autor del doble crimen a la hora de planificarlo y llevarlo a cabo.

El informe forense determina que las víctimas recibieron puñetazos y golpes con una gran piedra

decoration

Tras relatar lo que había pasado, el que se considera testigo principal de este caso de violencia de género y vicaria le comentó a las vecinas que lo atendieron que su principal intención era coger un avión y regresar a Alemania. Este detalle evidencia que el niño germano sabía que ya en la Isla no había nadie que lo pudiera ayudar y que deseaba regresar cuanto antes con los familiares que le quedaban en el citado país centroeuropeo.

Para intentar que el pequeño no sufriera todavía más en aquella jornada, la noche del 23 al 24 de abril la pasó en la vivienda de la familia de la mujer holandesa que primero tradujo su relato, donde se le arropó de la mejor manera que se pudo.

Una gran frialdad

Debido a las características del suceso y una vez que Handrick no tenía posibilidad de escapar, en la medida en que había sido arrestado por policías locales de Adeje, el caso fue asumido por agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas y por el Equipo de Delitos contra las Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de Santa Cruz de Tenerife, el grupo especializado en estos casos a nivel provincial.

La solidaridad de unas vecinas ayudó a que se diera una rápida alerta a las fuerzas de seguridad

decoration

El citado ciudadano germano no se mostró colaborador con las fuerzas de seguridad para informar dónde podían estar su exesposa y su hijo mayor. En ningún momento declaró lo que ocurrió ni dónde podían estar la mujer y el menor cuando los profesionales de la Guardia Civil lo interrogaron sobre ello. De hecho, durante las primeras horas, de manera formal, el asunto se planteó como la búsqueda de dos personas desaparecidas que podían estar en la zona forestal de los altos de Adeje.

Elementos clave

Ante estas circunstancias, las claves de la investigación desarrollada por parte de los guardias civiles, así como de la acusación ejercida por el Ministerio Público, se fundamenta en el testimonio que expresó Jonas y en la violencia detectada en los cadáveres. En el informe forense elaborado por parte de médicos del Instituto de Medicina Legal consta que ambos cuerpos presentaban lesiones compatibles con golpes propinados con los puños, así como algunas heridas realizadas con una piedra de gran tamaño.

22

Hallados sin vida la mujer y el niño desaparecidos en Adeje El Día

Proceso de divorcio

Handrick, de 43 años e hijo de una familia con solvencia económica, decidió establecerse en el casco urbano del citado municipio sureño. Hasta ese momento, el individuo carecía de antecedentes penales. Residía en una vivienda discreta, integrada en un grupo de adosados, donde no llamaba la atención de ninguno de sus vecinos.

El fiscal pide para Handrick prisión permanente revisable y 51 años más de cárcel

decoration

De forma ocasional, a pesar de que la pareja estaba en fase de divorcio, la madre de los niños realizaba una visita con estos al Sur de Tenerife para que pudieran estar algunos días con su progenitor. Ese comportamiento tolerante de Sylvia, en base a los acuerdos judiciales estipulados, presuntamente fue aprovechado de la peor manera posible por Thomas. En base a las diligencias instruidas por los investigadores del Instituto Armado, su intención era acabar con toda la familia que contribuyó a crear.

De lo poco que dijo al ser cuestionado por los agentes de la Policía Judicial, una de las cosas fue que necesitaba ir a su domicilio para recoger unos medicamentos que le hacían falta. Cuando fue trasladado a la casa en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, numerosos residentes se agolpaban en puertas, ventanas, terrazas y azoteas. Algunos de ellos le gritaron palabras como “asesino” e insultos muy graves. Uno de los ciudadanos que viven en la calle Ramón y Cajal le dijo que cómo había sido capaz de matar a su propio hijo y que si a eso había venido a Tenerife.

Como suele ocurrir con muchos ciudadanos de origen extranjero que llegan al Sur de la Isla, bien a trabajar o a pasar largas temporadas de vacaciones, Thomas no estaba empadronado en Adeje, según la información ofrecida en su momento por el Ayuntamiento sureño.

Acto de repulsa

El Pleno del Consistorio celebró un acto de repulsa a lo ocurrido y en el exterior de su sede central se desarrolló una concentración en la que tomaron parte concejales de diferentes partidos, así como numerosos vecinos.

El implicado fue arrestado en su casa, en unos adosados de la calle Ramón y Cajal, en Adeje casco

decoration

Tras pasar a disposición de la autoridad judicial, el comportamiento de Handrick se mantuvo frío y sin aparente sentimiento de remordimiento por lo que presuntamente hizo. Tampoco quiso declarar nada sobre lo que ocurrió en la cueva del Hoyo del Agua. Pero poco después, se decretó su ingreso en prisión provisional, comunidad y sin fianza. Y en la cárcel lleva desde hace dos años y nueve meses a la espera de juicio.

Este martes, 25 de enero, está previsto que comience en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife la vista contra Handrick como presunto autor de dos asesinatos y un tercer delito por tentativa de asesinato sobre su hijo menor. Este lunes se designó a los miembros del Tribunal del Jurado que deberán determinar si el acusado es inocente o culpable de los hechos.

Petición de pena

El fiscal delegado de Violencia de Género en la provincia, José Luis Sánchez-Jáuregui, solicita para el ciudadano germano una condena de prisión permanente revisable por el asesinato de Jakob; 25 años por la muerte de Sylvia, y otros 26 años de cárcel por el asesinato en grado de tentativa sobre Jonas.

Además, reclama que en la sentencia que emita el magistrado presidente se contemple su obligación de indemnizar con 300.000 euros a Jonas, así como con otros 200.000 a los padres de Sylvia.

En el transcurso de la jornada de ayer se seleccionó a los integrantes del Tribunal del Jurado

decoration

Como se publicó en su momento, Jonas permaneció varios días en un centro público para menores en situación de desamparo. Ninguno de sus familiares directos se desplazó a Tenerife a recogerlo y esa tarea fue encomendada a un religioso protestante, quien lo acompañó durante el viaje a su país de origen días después de que su padre entrara en el centro penitenciario.

Según trascendió recientemente, el Gobierno del Estado indemnizó a Jonas con más 60.000 euros por haber sido víctima de un intento de asesinato por parte de su padre, así como por haber perdido a su hermano y su progenitora en un nuevo episodio de violencia machista.

Compartir el artículo

stats