Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

97 años de cárcel para el fotógrafo que retrató a 35 menores desnudas

La Sala lo declara culpable de 26 delitos de pornografía infantil básicos y nueve agravados | Le absuelven de otros seis delitos

Luis M. durante el juicio en su contra. QUIQUE CURBELO

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 97 años de prisión al fotógrafo que retrató a 35 menores desnudas. La Sala considera probado que Luis M., de 55 años, ejercía como fotógrafo desde el 2013 y hasta marzo de 2018 -cuando fue detenido-. Su labor era, según el fallo, era «centrarse en reportajes hechos a chicas jóvenes, mayores y menores de edad, que tenían aspiraciones de acceder al mundo del modelaje». A las víctimas las contactaba por «iniciativa propia» y en otras ocasiones eran ellas las que se comunicaban con él, todo esto a través de las redes sociales.

Su estudio lo tenía en un garaje «habilitado» para ello situado en el barrio El Batán, aunque en ocasiones ejecutaba los retratos en otros lugares como playas y hoteles. En «buena medida» Luis M. tenía como «destinatarias» a menores de edad a quienes «camelaba y atraía» por sus aspiraciones de ser modelos. Cuando las jóvenes se quedaban sin la presencia de sus representantes legales, el condenado las abordaba y les «insistía» en que para alcanzar sus objetivos debían hacerse fotos con poca ropa o desnudas con el supuesto fin de perder la «vergüenza y adquirir confianza».

Con esto logró que varias menores «ilusionadas con la idea de ser profesionales» accedieran a posar total o parcialmente desnudas mostrando sus pechos y zonas genitales, aunque, en ocasiones y según la sentencia, no siempre enseñaban sus «órganos sexuales» pese a que «posasen con poca ropa o sin ella. Retratos que les hacía en ocasiones a solas y en otras en compañía de otras chicas.

Luis M. suscribía contratos con los representantes legales de las víctimas a través de una empresa de la que era gestor y en la que se establecía como una opción hacer retratos en lencería, así como desnudos. Extremos que, por regla general, no solían ser admitidos por los progenitores o familiares de las afectadas.

Además, el condenado sólo entregaba a las jóvenes las fotografías en las que aparecían con ropa «sin desnudos, ni poses obscenas o sexuales» y se excusaba en que no les daría el material de índole sexual hasta que cumpliesen la mayoría de edad, algo que hasta su detención «no había hecho con ninguna». El fallo también expone que «no consta que haya dado publicidad ni traslado a terceras personas» de dichas imágenes.

A una de las víctimas la retrató desnuda desde los 14 hasta los 17 años, a otras ocho las fotografió sin ropa cuando tenían 15 años. 24 afectadas también posaron de la misma manera cuando tenían entre 16 y 17 años. Mientras que seis afectadas no llegaron a hacerlo pese a la insistencia del procesado.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas resolvió condenarle a 97 años de prisión por 35 delitos de pornografía infantil (por captar y utilizar a menores para tal fin), 26 de ellos por el tipo básico y nueve del subtipo agravado (por ser menores de 16 años). Sin embargo, la Sala refleja que Luis M. sólo cumplirá un máximo de 15 años de cárcel. Además, deberá indemnizar a las víctimas con 175.000 euros por los daños morales causados. También le absuelven de un delito consumado de pornografía infantil y cinco de tentativa por corrupción de menores y otros tres por el supuesto intento de venta o distribución de dicho material.

Compartir el artículo

stats