Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 26 años tras seguir la pista del geolocalizador de uno de los dos móviles de alta gama que había robado a su dueño en Adeje, en Tenerife.

Fue en la noche del pasado domingo cuando el propietario de los móviles, valorados en más de 1.800 euros, estaba en la playa de Troya rodeado de unos amigos y le sustrajeron la riñonera en un descuido.

Además de los móviles, la riñonera contenía dinero en metálico y documentación. Al echarla en falta, su dueño solicitó la presencia de una patrulla de la Policía Nacional.

Los agentes siguieron las indicaciones del GPS de uno de los móviles sustraídos, que le condujeron a un hombre que caminaba con una mochila por la avenida Virgen de Guadalupe.

Esta persona, tras ser requerida por los policías, fue identificada y le fueron intervenidos los objetos sustraídos, que fueron devueltos a su propietario.