Suscríbete Caso Abierto - eldia.es

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ithaisa Suárez: «Cuando ‘El Rubio’ vio mi foto fue como ver al demonio»

La madre de Yéremi relata al juez lo que le contó un preso que estuvo con Antonio Ojeda | «Quemaron al niño en un colchón y lo metieron en la bolsa de una radial»

La madre de Yéremi, Ithaisa Suárez, y el abogado Marcos García Montes ayer a la puerta de los juzgados. | Andrés Cruz

La madre de Yéremi Vargas, el niño que desapareció el 10 de marzo de 2007 cuando jugaba en un solar colindante a la casa de sus abuelos en Vecindario, aseguró ayer que José Rubén Obadía, el preso de confianza que estaba en la cárcel de Algeciras con Antonio Ojeda El Rubio, principal sospechoso de la desaparición, le contó que cuando este vio una fotografía suya en el periódico «la cara le cambió como si hubiera visto al mismo demonio». «Así me lo dijo, cuando vio mi foto se puso nervioso y empezó a contarle cosas», señaló. Ithaisa Suárez abrió ayer la nueva ronda de declaraciones en los Juzgados Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana tras la reapertura del caso por la desaparición de su hijo, decretada el pasado 2 de septiembre. Por la sala también pasaron Pedro Iván Llamas, un joven que por entonces tenía 11 años y supuestamente se encontraba en el lugar de los hechos, así como un preso del módulo de respeto de la prisión de Juan Grande que compartió espacio con 'El Rubio'. Con estas nuevas declaraciones la familia del niño pretende lograr que el juez tome declaración de José Rubén Obadía y llame también a Antonio Ojeda pero en este caso no como testigo sino en calidad de investigado en la causa.

La madre de Yéremi Vargas llegó ayer a los juzgados poco antes de las 10.00 horas acompañada de su padre, José Suárez, y de su abogado, Marcos García Montes. En su declaración trasladó al juez Manuel Hermo Costoya toda la información que le había aportado el preso José Rubén Obadía en conversación telefónica. Así, Ithaisa Suárez relató al instructor del caso que el recluso le contó que 'El Rubio' había señalado a Tani, un antiguo vecino suyo en Santa Lucía de Tirajana. «Ponía a Tani como la persona que lo había hecho todo y él se señalaba como cooperador», explicó Ithaisa al juez y relató a los periodistas a su salida del juzgado, «dijo que le pidió una bolsa de una radial, que había quemado al niño en un colchón tras rociarle con un disolvente y que el niño llegó con un color azulado; ahí reconocí que ese color me sonaba».

Un detalle que Ithaisa vinculó a la cianosis que sufría Yéremi Vargas desde que nació de forma prematura y que provocaba que parte de su piel adoptase una tonalidad azul cuando se enfrentaba a momentos de gran estrés. «Me pareció un detalle importante porque eso era algo que solo sabíamos le círculo más cercano», le dijo al juez. «El preso también me contó que ‘El Rubio’ le dijo que al niño lo quemaron en un colchón y lo metieron luego en la bolsa de una radial», añadió Ithaisa. Por todo esto, la familia pretende que el juez vuelva a llamarlo y le tome declaración, junto a Miguel, otro recluso en este caso de la prisión de Juan Grande.

Por su parte, Marcos García Montes, abogado de la familia, explicó que ayer también prestó declaración ante el juez el testigo Pedro Iván Llamas, un joven que por aquel entonces tenía 11 años, quien ratificó su declaración judicial anterior y sostuvo que vio un coche blanco frente a la casa de la familia del niño con una pegatinas en la parte trasera, características que tenía el vehículo de ‘El Rubio’. García Montes detalló que el joven se ratificó «en su declaración judicial anterior, que es la que vale, no la policial, por la insiste en preguntarle el juez» y lamentó que, a su parecer, «el juez y el fiscal estén más por investigar al testigo [en relación a Obadía] que por investigar lo que él dice».

Para el letrado de la familia, «es muy importante que Iván ubique a ‘El Rubio’ en el lugar de los hechos el día del crimen, lugar donde no había ningún Tani, y que su compañero de celda lo sitúe en el segundo episodio donde dice que ayudó a Tani», en relación a la quema del cuerpo sobre el colchón y la introducción de los restos dentro de la bolsa de la radial. Por todo ello, ele abogado consideró que «hay elementos más que interesantes para que se tome declaración a Antonio Ojeda como investigado en la desaparición del niño».

García Montes informó que la familia ha aportado al juez fotografías en las que se observa al niño con una cianosis primaria en las ojeras y la boca y que luego se trasmitía al resto del riego sanguíneo y otras en la que el niño llevaba gafas azules con patillas verdes, las que tenía cuando se le perdió la pista.

Una vez ha declarado la madre del niño, el abogado solicitará que se tome declaración a José Rubén Obadía «porque es muy fuerte lo que le contó a Ithaisa». En esta conversación estuvieron presentes su marido y un periodista, ya que fue en manos libres, motivo por el cual el abogado considera que también ellos deben ser llamados a declarar

Por último, García Montés valoró que el juez se haya puesto «a disposición de la madre para cualquier ayuda o consulta» ya que «no fue así como se comportó anteriormente».

Compartir el artículo

stats