Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenida en Arona por estafar más de 33.000 euros al mayor al que cuidaba

Guardias civiles del área de Investigación de Granadilla confirmaron que la acusada retiró dinero de cajeros, realizó compras y llegó a contratar un crédito por internet

Patrulla de la Guardia Civil. E. D.

Una mujer de nacionalidad británica que reside en el núcleo de La Camella, en el municipio de Arona, fue detenida por guardias civiles destinados en el Área de Investigación del puesto principal de Granadilla de Abona como presunta autora de los delitos de estafa y usurpación de estado civil. La ahora acusada cuidaba a un hombre en la urbanización Golf del Sur, en San Miguel, y presuntamente aprovechó tal circunstancia para quedarse con las claves de acceso a la cuenta bancaria del afectado y el fraude llegó a superar los 33.800 euros.

A comienzos de septiembre pasado, un ciudadano de origen británico de 76 años de edad acudió al cuartel del Instituto Armado en Granadilla de Abona para interponer una denuncia. El motivo fue que se dio cuenta que, desde el mes de junio del presente año, en su cuenta había una serie de gastos que no reconocía como suyos. Para exponer la situación, el afectado acudió a las dependencias oficiales con una persona de su confianza.

Muchos de los gastos que mencionaba el septuagenario se produjeron en diferentes comercios del Sur de Tenerife. En otras ocasiones, la mujer relacionada con los hechos llevó a cabo extracciones de dinero en efectivo en diversos cajeros automáticos. La víctima también observó que alguien había contratado un crédito con una entidad financiera con cargo a sus ahorros, pero sin su autorización. Después se verificó que se trataba de un préstamo concertado por internet.

En el momento de denunciar, el vecino de Golf del Sur manifestó que sospechaba de una compatriota a la que contrató para que lo cuidara en su domicilio, en la medida en que tiene problemas de salud y es dependiente.

Por las características del caso, las gestiones recayeron en agentes del Área de Investigación del puesto principal de Granadilla de Abona. En base a la declaración de testigos y gracias al visionado de las cámaras de diferentes establecimientos comerciales y cajeros en los que se utilizó la tarjeta, los guardias civiles de dicho grupo comprobaron que la ahora acusada fue quien llevó a cabo la citada estafa. En base a los indicios recogidos, la mujer fue apresada en La Camella y puesta a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción que estaba en funciones de Guardia en el partido de Granadilla de Abona. La acusada podía sacar cada día entre 300 y 1.000 euros, por lo que llevaba un elevado tren de vida.

Además, a la misma le constan antecedentes policiales por delitos similares.

Compartir el artículo

stats