La zona del Cuadrilátero de La Laguna volvió a ser escenario este fin de semana de un altercado violento en el que se vieron implicados numerosos jóvenes. Objeto de preocupación y quejas de los vecinos y los agentes policiales, el popular espacio de ocio del centro del municipio vivió por segunda vez esta semana una gran batalla campal.

Peleas entre varios jóvenes con el intento en vano de mediación de algunos de ellos y lanzamiento de botellas en medio de la calle protagonizan las imágenes que hoy han corrido como la pólvora por las redes sociales, entre la indignación por la falta de seguridad y por la conducta tan agresiva como incívica de una parte de los jóvenes.

Por el momento, no ha trascendido si tras este episodio de violencia se ha producido alguna intervención policial ni si se tuvo que prestar asistencia sanitaria a algún afectado.

Ya el pasado lunes se produjo un altercado similar: un joven fue agredido en las inmediaciones de la zona y el hecho ya está siendo investigado por agentes de la Policía Nacional.

En el vídeo que circuló este viernes por redes sociales y grupos de whatsapp se puede apreciar como la víctima se halla de rodillas y entonces otro le propina una patada en toda la cara.

Este hecho se produce después de que, en las últimas semanas, vecinos de las inmediaciones de El Cuadrilátero se hayan quejado de los centenares de personas que se concentran en la plaza Víctor Zurita Soler y calles próximas para realizar botellón.

De hecho, varias semanas reeditándose las mismas escenas han llevado a la Asociación de Vecinos Casco Histórico y a 25 comunidades de edificios a mantener un encuentro que supone «el primer paso en la serie de actuaciones» prevista, indicó el colectivo vecinal en un comunicado firmado por su presidente, Pablo Reyes.

Y ello a pesar de que a principios de mes el Ayuntamiento de La Laguna anunciara su intención de acabar con los botellones en el Cuadrilatero y otras zonas de ocio del municipio. El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de La Laguna, Alejandro Marrero, y el subdelegado del Gobierno en Canarias, Javier Plata, mantuvieron ayer una reunión con el objetivo de establecer un dispositivo de la Policía Local y la Nacional para controlar el ocio nocturno en el municipio, principalmente los fines de semana