Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan un criadero clandestino de perros peligrosos en un piso de Los Andenes

La Policía Nacional encuentra seis canes de las razas pitbull y american bully en una casa donde había manchas de sangre y una mujer fue atacada por uno de los animales

Comisaría de la Policía Nacional de La Laguna. E. D.

Policías nacionales de la Comisaría de La Laguna encontraron un criadero presuntamente clandestino de perros de razas potencialmente peligrosas en una vivienda situada en el barrio de Los Andenes. Los agentes detectaron a seis ejemplares de pitbull y american bully en diferentes estados de atención y dos de ellos eran cachorros.

Los funcionarios del cuerpo de seguridad fueron alertados de que en un domicilio de dicha zona supuestamente había un caso de malos tratos en el ámbito familiar, después de que se escucharan ruidos y gritos fuertes. Los policías acudieron hasta la zona indicada, pero encontraron una situación que no correspondía con lo que se les había comunicado minutos antes.

Ya en la entrada de la casa habían diferentes manchas de sangre. Y, al asomarse a la puerta, observaron que uno de los ejemplares de pitbull mordía a una mujer de mediana edad que estaba en el inmueble. A continuación, dos perros empezaron a pelearse entre ellos de forma muy violenta.

En una primera inspección, los agentes detectaron que la vivienda se encontraba muy revuelta, desordenada y con numerosas manchas y charcos de sangre en el suelo. Dos de los funcionarios policiales que acudieron trataron de separar a los canes, pero sin éxito en un primer momento.

Debido a la situación generada, los primeros policías nacionales solicitaron refuerzos. Al final, uno de los ejemplares pudo ser encerrado en una de las habitaciones, mientras que el otro quedó en el salón e, incluso, hizo amagos por atacar a los agentes.

En varias habitaciones fueron hallados armarios tendidos en el piso, con divisiones, tapas, cojines y mantas. Dichos muebles eran utilizados para la crianza de los canes potencialmente peligrosos.

Aparte de los dos primeros perros, que se hallaban fuertes, un par de ellos se encontraban bastante desnutridos, casi en los huesos, mientras que los restantes eran dos cachorros, que ya mostraban actitudes muy agresivas.

Los policías nacionales activaron a dos trabajadores del refugio comarcal Valle Colino, que recogieron los animales. La joven que se identificó como dueña (hija de la mujer que estaba en la casa) dijo, en un primer momento, que tenía todo en regla, pero, al saber que llegaban los empleados de Valle Colino se fue de la vivienda de Los Andenes.

La madre fue atendida por personal de una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC) que comprobó que tenía unas ocho marcas de colmillos clavados en su antebrazo. Sin embargo, dicha víctima solicitó no ser trasladada a un centro hospitalario.

Una de las hipótesis barajadas por parte de los policías nacionales es que la joven que se identificó como dueña de los perros citados es familiar directo de un hombre que en febrero del 2017 fue detenido y encausado por su presunta vinculación con las peleas organizadas de canes potencialmente peligrosos que se detectó en una vivienda de La Medida, en el municipio de Güímar.

Compartir el artículo

stats