La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Málaga a un prófugo de las autoridades francesas con una Orden Internacional de Detención y Entrega (OIDE) en vigor, emitida por la Corte de Marsella (Francia) en 2019.

El detenido, de 36 años, y nacionalidad francesa, estaba condenado a una pena de prisión de seis años en su país al estar acusado de formar parte de una organización criminal de tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Según informaron las autoridades galas en la orden, esta persona fue detenida al portar grandes cantidades de dinero supuestamente provenientes de beneficios del narcotráfico con destino a diferentes países, formando parte al mismo tiempo de una extensa red de blanqueadores a nivel internacional.

Coordinación con Portugal y Francia

La investigación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento gracias a la colaboración con la Sección de Recherches de París de la Gendarmería Francesa, así como con la Policía Judiciaria de Portugal, de la posible presencia en España de esta persona, ha indicado la Guardia Civil en un comunicado.

Este prófugo de la justicia ya fue detenido por las autoridades lusas en septiembre de 2021 en virtud de la orden de detención internacional, pero consiguió fugarse del centro de detención mientras se verificaban su verdadera identidad al poseer documentación falsa.

Así, la Guardia Civil comenzó a seguir el rastro a diferentes personas relacionadas con el ahora detenido, hasta que finalmente y tras varios meses de vigilancias discretas sobre distintos objetivos, uno de ellos centró la atención de los agentes al realizar continuos movimientos entre España y Portugal, concretamente hasta el municipio de Marbella (Málaga).

Los continuos seguimientos sobre esta persona cercana al entorno del huido, supuestamente su pareja sentimental, dieron hace unas semanas cuando los agentes observaron cómo ambas personas se reunieron en el aparcamiento de una superficie comercial de Marbella.

En ese momento, los agentes les identificaron y corroboraron por reconocimiento físico sin ningún género de dudas la identidad del sospechoso, que fue inmediatamente detenido.

Equipos de huidos de la justicia

El cometido principal de este equipo se centra en la realización de las gestiones necesarias para la localización, en España y en el extranjero, de personas huidas de la justicia para el cumplimiento de penas u otras medidas procesales, tanto por autoridades judiciales españolas, como por autoridades judiciales extranjeras cuando se trate de individuos ubicados en el territorio español, siendo la mayoría casos de especial interés sobre personas de un elevado perfil criminal.

La colaboración policial, tanto a nivel nacional como internacional, es un pilar fundamental para este equipo, prestando colaboración a otros países mediante intercambios de información a través de unidades homólogas existentes en cuerpos y agencias policiales internacionales en materia de fugitivos.

Lista

A lo largo de este 2022, este Equipo de Huidos de la Justicia ha culminado la localización y detención de varias personas, tanto a requerimiento de autoridades nacionales como internacionales.

Así, han destacado entre otras detenciones materializadas la de Sarah Panitzke, detenida en la provincia de Tarragona el pasado mes de febrero, acusada de formar parte directa en una estafa millonaria por fraude de IVA en el Reino Unido, habiendo llegado a defraudar 1.000 millones de libras. En concreto, llevaba desde 2013 formando parte de la lista de las personas más buscadas en el Reino Unido.

Otra detención relevante y de gran interés policial, fue la de Fredy Castillo Carrillo, alias 'Pinocho', ciudadano colombiano reclamado por la Audiencia Nacional dentro de un proceso de extradición solicitado por las autoridades de Colombia por delitos de homicidio y por formar parte de importantes grupos guerrilleros como 'Los Pachencas' o las 'Autodefensas Conquistadores de Sierra Nevada'. Fue detenido el paso mes de enero en la localidad madrileña de Brunete.

Respecto a ciudadanos españoles, han subrayado la detención de Fernando Moreno Sorni, reclamado por la Audiencia Provincial de Valencia por tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, delitos por los que fue condenado en rebeldía a 19 años de prisión, además de diversas causas de las que aún está pendiente de juicio.

Por último, han precisado que "aunque esta sea una pequeña muestra de las detenciones practicadas en este 2022, varias de ellas han tenido gran relevancia en los países reclamantes, habiendo recibido este Equipo de la UCO, diversos reconocimientos por partes de las Instituciones y cuerpos policiales extranjeros, impulsando y fortaleciendo todos ellos la imagen de la Guardia Civil fuera de nuestras fronteras".