Suscríbete Caso Abierto - eldia.es

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exclusiva

Vecinas de Castelldefels hablan sobre Robert, líder de la 'manada': "Te acosaba por Instagram"

Robert P. tiene 36 años, es el administrador del grupo 'K-Team' y es también el más conocido por los vecinos de este municipio del Baix Llobregat

Robert P. administrador del grupo ’K-Team’ de la ’manada’ de Castelldefels.

"Fui tonta porque para no herirle le fui dando excusas y creí que lo captaría. Tenía que haber sido clara desde el principio", explica una mujer de Castelldefels que, como otras, tuvo que acabar bloqueando en Instagram a Robert P., uno de los cinco hombres de este municipio del Baix Llobregat que se encuentran en prisión preventiva desde el 21 de diciembre por violar a tres mujeres en la primavera de 2021.

Robert es posiblemente el más conocido de los cinco miembros de la 'manada' de Castelldefels. También es el administrador del grupo de WhatsApp 'K-Team' que compartían los detenidos. "Algo le pasa, porque aunque le pidiera que no me escribiera, seguía haciéndolo cada día", continua esta mujer, relatando una conducta de Robert que, según explican otras mujeres, era generalizada.

'Bullying' en el colegio

"Era una conversación en la que solo hablaba él", detalla. "Me contactó por Instagram", prosigue. "Habíamos coincidido un día en el gimnasio y teníamos un amigo en común y acepté por no ser desagradable". A partir de ese instante, comentaba todas "las historias" que subía a su perfil. "Si no decía nada, al día siguiente volvía a escribir", insiste. "Me preguntaba si quería quería ir a tomar una copa o a la discoteca. Me lo sacaba de encima diciéndole que estaba cansada", recuerda.

La frecuencia se hizo tan incómoda que al final le dejó las cosas claras. "Sé que a él le hicieron 'bullying' en la escuela. Y yo siempre intento no hacer daño, pero tuve que explicarle que no me interesaba". Ante un mensaje tan directo, Robert respondió que no creía que hubiera sido "pesado". "Le pedí que releyera los mensajes, lo hizo, y se disculpo. Le puse un 'me gusta' a su disculpa. Y al día siguiente, empezó otra vez".

Mensajes del líder de la 'manada' de Castelldefels.

Situaciones parecidas

A los pocos días, Robert se presentó en el establecimiento comercial en el que trabaja esta mujer. "Vino cuando estábamos a punto de cerrar. Me preguntó si lo conocía y le respondí, muy seca, que sí", recuerda. "Verlo allí me asustó porque me di cuenta de que había venido a esa hora porque era cuando yo salía", razona. "Lo hablé con algunos amigos, grabé la conversación por si tenía que acudir a la policía y lo bloqueé". Esto sucedió tres meses antes de la primera violación denunciada.

Tras la detención de Robert, ha habido más mujeres que describen situaciones parecidas. Varias de las compañeras del centro de salsa también tuvieron que bloquearlo porque hizo con ellas lo mismo que con esta mujer. Algunas, además, aseguran que tras bloquearlo siguió escribiendo SMS o incluso llamándolas por teléfono. Fuentes de su entorno, describen a Robert como un hombre poco agraciado físicamente pero muy inteligente y perseverante. Era quien tenía más ascendencia dentro de la 'manada'.

Investigación abierta

La causa contra la manada de Castelldefels que tutela la jueza Laia Boix, a cargo del Juzgado de Instrucción número 5 de Gavà, no se limitó a investigar la denuncia que presentó la primera víctima. Consciente de que podría haber más mujeres, los agentes de la unidad de investigación de la comisaría de Gavà buscaron si había nuevas afectadas y encontraron a dos más. Actualmente, hay tres víctimas pero no se descarta que terminen aflorando otras denuncias.

Robert P., Alejandro A., Jose M., David A. y Orlando M. se encuentran en prisión preventiva por violar a tres mujeres a quienes contactaron a través de aplicaciones como Tinder o Badoo durante las restricciones de ocio nocturno dictadas para contener la pandemia, en la primavera de 2021.

Tras la denuncia de la primera mujer, los Mossos investigaron el grupo de whatsapp ‘K-Team’, creado por Robert, y también siguieron el rastro del perfil en las aplicaciones de citas que tenía Alejandro, el más agraciado físicamente y el que se citó con las denunciantes. Los investigadores escudriñan asimismo los perfiles en las redes sociales de los sospechosos porque, a través de estas, algunos, como Robert, intentaban a todas horas citarse con mujeres. La policía catalana trata de averiguar si alguna de las que aceptó quedar acabó sufriendo una violación múltiple como las investigadas.

Compartir el artículo

stats