Suscríbete Caso Abierto - eldia.es

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación en marcha

La familia de la menor del vídeo sexual de la discoteca de Sabadell denuncia el caso ante los Mossos

Los padres aseguran que se trata de una joven de 16 años y, en consecuencia, la difusión de las imágenes constituye un delito

La familia de la menor del vídeo sexual de la discoteca Waka denuncia el caso ante los Mossos.

La familia de la chica, menor de edad, que aparece en el vídeo sexual en el que se le ve practicando una felación en la pista de baile de la discoteca Waka de Sabadell ha denunciado los hechos ante los Mossos d'Esquadra, según ha informado el padre a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, del grupo Prensa Ibérica. "Es una agresión sexual", ha asegurado el progenitor. La familia sospecha que la menor se encontraba bajo la influencia de alguna droga y que, en consecuencia, no era consciente de lo que hacía.

El vídeo de la menor se ha divulgado de forma masiva por redes sociales como Twitter, donde algunos usuarios se han ofrecido a compartirlo para lograr nuevos seguidores. Al tratarse de una menor, y a pesar de que la chica se encuentra en un lugar abierto al público, cualquier difusión de las imágenes constituye un delito.

La policía catalana, en consecuencia, no investiga únicamente si se trata de una agresión sexual –que habría perpetrado el joven que se saca de encima a la menor al darse cuenta de que está siendo filmado– como ha denunciado la familia, sino también quién captó las imágenes y quiénes las han compartido, dado que al hacerlo se atenta contra la indemnidad sexual de la menor. El Código Penal, además, tipifica como un delito de corrupción de menores el hecho de "captar" imágenes de niños que puedan ser consideradas "pornografía infantil".

La madre de la menor ha declarado a TV3, en la misma línea que el progenitor, que su hija "no recuerda nada" del incidente. Por lo que ha contado la menor a sus padres, empezó a encontrarse mal después de pedir una bebida en la barra y no estaba "consciente" en el momento de los hechos. La familia exige que el vídeo deje de compartirse en TikTok y Twitter, redes en las que se ha hecho viral, porque reitera que se trata de una "agresión sexual". La madre de la menor también ha denunciado "la inacción" ante los hechos por parte de la discoteca Waka, que acumula un vasto historial que incluye agresiones sexuales, incidentes racistas y peleas, porque considera que alguno de los trabajadores debería haber intervenido para ayudar a su hija y contactar con los progenitores para ponerles al corriente de lo sucedido. Era la primera vez que la menor iba a ese establecimiento de ocio nocturno.

"Hacemos un llamamiento a no compartir el vídeo de contenido sexual grabado en una discoteca, el impacte psicológico sobre las personas afectadas pueder ser devastador", ha dicho este martes la 'consellera' de Feminismes Tània Verge, quien recordaba que en este caso "la grabación y difusión de las imágenes sin consentimiento son delito, como también lo es compartirlas".

Por su parte, el Ayuntamiento de Sant Quirze del Vallès ha pedido a la Generalitat que cierre el local de ocio nocturno. Los Mossos en colaboración con la policía local despliegan semanalmente dispositivos de seguridad en la zona externa de la discoteca.

Compartir el artículo

stats