Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación médica

Toxicología no descarta que Isabel Suárez muriese de causas naturales

La responsable del Servicio Químico del Instituto dice a la jueza que los altos niveles de cadmio pueden deberse a un trasvase tras su muerte

Luis Lorenzo, el abogado Francisco Pérez Platas y Arancha Palomino. E. P.

La jefa del Servicio Químico del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses indicó este miércoles, en su declaración ante la jueza que investiga el posible envenenamiento de la moscona Isabel Suárez Arias, fallecida hace un año en Madrid en casa de su sobrina, Arancha Palomino, y el marido de ésta, el actor Luis Lorenzo, que no se puede descartar que la víctima muriese por causas naturales.

La facultativa, que encargó un informe sobre la presencia de metales pesados en el cadáver al Instituto de Toxicología, en el Hospital Gómez Ulla, indicó que los altos niveles de cadmio localizados en la sangre de la octogenaria fallecida pueden ser por causa de un trasvase tras su muerte. La muerte de María Isabel tuvo lugar el 28 de junio de 2021 en el domicilio de Rivas Vaciamadrid (Madrid) de su sobrina y el marido de ésta, quienes trasladaron el cuerpo a Valduno (Las Regueras) para su entierro, momento en el que el hermano de la fallecida dudó que la muerte fuese natural y lo denunció ante la Guardia Civil.

La facultativa se refirió a la existencia de dos estudios médicos de Estados Unidos y China sobre personas que presentaban niveles elevados de cadmio en su cuerpo por causas ajenas al envenenamiento, e indicó que sí son "extrapolables" a este caso. Aunque aseguró que la muerte no tiene por qué deberse a una intoxicación, tampoco quiso contradecir la autopsia de la forense, la cual estableció que la mujer de 85 años falleció por un "envenenamiento" de "etiología homicida", al hallarse en sangre niveles de cadmio y manganeso 200 y 20 veces superiores a lo normal. La forense descartó que los estudios de una posible redistribución "post mórtem" del cadmio –sin necesidad de envenenamiento– fuesen extrapolables a este caso, por la alta dosis detectada y no haberse hallado en el pelo y el hígado.

Por contra, la facultativa del Instituto de Toxicología subrayó la dificultad de que la muerte se produjese por una ingesta aguda de cadmio. Y es que el cuerpo solo absorbe el 5 por ciento del que ingiere y que, para producirse el envenenamiento, tendría que haber consumido un volumen muy alto de este metal.

Informe adicional

Como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA, diario que pertenece a este grupo de medios, Prensa Ibérica, hace unos días, la defensa de Luis Lorenzo y Arancha Suárez, a cargo del letrado Francisco Pérez Platas, solicitará a Toxicología un informe más detallado sobre los metales pesados para determinar si la presencia de cadmio en el cadáver se debe a causas naturales.

Además, tres agentes de la Guardia Civil que, a instancias de una denuncia del hermano de la fallecida, quisieron conocer el estado de salud de Isabel Suárez el 26 junio de 2021, dos días antes del fallecimiento, ratificaron ante la jueza el atestado y aseguraron que Arancha Palomino no les permitió entrar en su casa sin una orden judicial. El Juzgado número 9 de Arganda del Rey mantiene imputados a la sobrina y su marido, que no pueden salir del país y deben firmar en el Juzgado cada semana.

Compartir el artículo

stats