Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sumisión química

Una joven denuncia que le inyectaron droga en una discoteca de Ibiza

La víctima explica a la Guardia Civil que los hechos se produjeron la madrugada del miércoles y que no hubo violencia ni robo

Imagen de archivo de una discoteca de Ibiza.

Una joven denunció la tarde del pasado viernes en el cuartel de la Guardia Civil de haber sido víctima de una intoxicación no voluntaria de droga por parte de un desconocido en el interior de una discoteca de Ibiza. Aunque no ha trascendido más información, al parecer a la víctima se le suministró algún tipo de droga utilizando para ello una jeringuilla.

Los hechos se habrían producido la madrugada del miércoles en un local de ocio nocturno y los agentes de la Guardia Civil están investigando las circunstancias de este presunto caso de intoxicación por drogas.

Fuentes de los cuerpos de seguridad del Estado explicaron a Diario de Ibiza, diario del mismo grupo editorial que este periódico, que esta es la primera denuncia de la que tienen constancia este año por hechos similares; tampoco tienen registrada denuncia alguna por el uso de sustancias químicas para lograr la sumisión de la víctima con el objetivo de robarle o abusar sexualmente de ella.

En estos casos se suele utilizar, además de alcohol, benzodiacepinas (diazepam, lorazepam, alprazolam…), GHB o burundanga.

La denuncia documentada en la Guardia Civil el viernes y el testimonio referido a este diario por una testigo que estuvo en la misma discoteca al parecer estarían relacionados con el uso de ketamina o metanfetamina.

Lagunas de memoria

Esta última sustancia, según las mismas fuentes de los cuerpos de seguridad del Estado, provoca lagunas de memoria de varias horas. El suministro de esta droga no produce síntomas muy visibles (la víctima suele poder hablar y no pierde movilidad, por ejemplo), pero sí afecta a la memoria. "Se suelen despertar con varias personas en una habitación y no saben ni cómo llegaron allí ni qué ha pasado ni si hubo sexo y si este fue consentido".

Aunque no hay denuncias por intoxicación mediante esta sustancia o similares, los cuerpos de seguridad sí tienen constancia de que se han producido casos en Ibiza.

Las víctimas, ante episodios de pérdida de memoria similares, deben someterse a pruebas para la detección de drogas en su organismo.

Otra joven que se ha puesto en contacto con Diario de Ibiza explica que llegó a la isla en un grupo de jóvenes de Barcelona que han acabado el Bachillerato y que han disfrutado de unas vacaciones en dos viajes programados el viernes y el sábado de la semana pasada.

Ella y muchos de estos jóvenes fueron a la misma discoteca la noche en la que estuvo la denunciante porque se ofrecía su entrada gratis en el paquete vacacional. "Se empezó a correr la voz de que habían pinchado primero a una chica y después a otras tres para inyectarles algún tipo de droga". "Nos fuimos enseguida, en cuanto escuchamos los primeros rumores". Según dice que le comentó una amiga de una víctima, en este caso la prueba detectó la presencia de ketamina en su cuerpo.

También aportó una descripción del sospechoso, obtenida de los comentarios de esa noche en el local: varón de baja estatura, calvo y que vestía una camiseta negra.

La víctima, según este mismo testimonio, se mostró "muy agresiva con sus amigos" y presentaba "un moratón en el brazo".

Compartir el artículo

stats