Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

José Ismael Rosado, 'Tío Jose', un inesperado anfitrión en el mayor astillero privado de España

El ex consejero delegado del astillero vigués Hijos de J. Barreras al que drogaron hasta matarlo buscaba nuevas oportunidades

José Ismael Rosado, ex consejero delegado del astillero Barreras.

José Ismael Rosado Gómez (1978-2021) -el ex consejero delegado del astillero vigués Hijos de J. Barreras al que drogaron hasta matarlo en un hotel de Madrid el pasado noviembre- buscaba nuevas oportunidades. Rosado había sido relegado de su puesto cuando, a principios de julio, el fondo de inversión Oaktree decidió poner en venta el mayor astillero privado de España. Salió del consejo de administración y, al mismo tiempo, de la que había sido su “base” en el último año. “Llama cuando quieras tocar base”, me decía, desde su despacho en Beiramar. Con todas las capas de misterio y oscurantismo que han caracterizado la gestión de su exjefe, Douglas A. Prothero, al frente de la compañía, Rosado pasó a ser algo así como un rara avis, de carcajada profunda. Un tipo cercano en medio de una marabunta de mentiras con las que Oaktree, el propio Prothero y The Ritz-Carlton Yacht Collection hicieron creer a toda una industria que habían venido a Vigo a hacer barcos, en vez de a dejar deudas.

Rosado siempre defendió esas promesas. “A Barreras no le va a faltar trabajo”, declaró en su primera entrevista con FARO DE VIGO, hace justo un año. Probablemente porque, como los múltiples exdirectivos que han pasado por el proyecto -no alcanza la memoria para contar el desfile de directores de construcción, de compras, de diseño, capitanes... contratados y despedidos por Prothero-, pensaba que eran ciertas. Como lo creyeron otros antiguos altos cargos como Luca Milani, Liam Campbell, Victor Cai o Eric Bredhe, amén del naval en pleno y de las instituciones públicas. Rosado fue el portavoz, siempre como CEO de Barreras; Prothero, verdadero responsable del astillero y de la armadora de Ritz, escapó siempre de ese rol.

El canadiense no refirió ninguna reacción pública tras la muerte de su antigua mano derecha.

Rosado nació en la ciudad de Newark (New Jersey), pero se crió en Puerto Rico. Los suyos lo han descrito como un viajero incansable. Su última “base” había sido Vigo; su favorita, Londres, donde residió durante dos años. Su final le llegó en medio, en Madrid, y sin poder ver terminado el crucero al que dedicó tantas horas. Conocido por los pequeños de su familia como 'tío Jose', le sobreviven su pareja (Nic), su madre, una hermana y sobrinos.  

Compartir el artículo

stats