Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abusos a menores

Detenido un hombre de 61 años por realizar tocamientos a una niña en un autobús de Gijón

La Policía estableció un operativo para detener al sospechoso, con antecedentes por delitos contra la libertad sexual, y que siguió dos días más a su víctima

Un bus de Oviedo, en una imagen de archivo.

Un hombre de 61 años y vecino de Oviedo ha sido detenido en Gijón por un delito de abuso sexual tras realizar tocamientos, supuestamente, a una menor de edad cuando la afectada se dirigía al colegio en el autobús urbano. Este individuo, que con cuenta con antecedentes varios por delitos contra la libertad y la indemnidad sexual además de por robos, trató de impedir que la joven se bajase en una parada y al día siguiente volvió a intentarlo al saber su trayecto y horario habitual.

La investigación se inició tras la denuncia presentada por la madre de la menor, que cuenta con 16 años. Los hechos descritos relataban cómo un individuo se había aproximado a su hija en el autobús que llevaba a su centro educativo y cómo le había tocado las nalgas con ánimo libidinoso. Eran las ocho de la mañana, explican fuentes de la comisaría de El Natahoyo, cuando la menor, vestida de uniforme, sintió que le tocaba justo al bajar en su parada. “Al querer apartarse, el hombre la agarró de la mano para impedir que se alejase de él, en actitud intimidante”, describen las mismas fuentes. A pesar de eso, la joven pudo escapar y dirigirse a su centro educativo sin que este hombre la siguiera.

Al día siguiente la escena se repitió. El hombre retomó sus mismas intenciones y trató de acercarse a ella en el autobús de línea, pero la afectada le reconoció rápidamente y esta vez pudo reaccionar a tiempo para bajarse del vehículo antes de que pusiese volver a tocarla de forma “desconsidera y soez”, explican los investigadores. A raíz de la repetición de estos hechos, considerados como un delito de abuso sexual, la madre de la niña presentó una denuncia en la comisaría de El Natahoyo, lo que motivó que desde la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Brigada de Policía Judicial estableciesen un dispositivo para localizar al sospechoso.

Poco antes de las vacaciones de Navidad, los agentes acompañaron a la menor durante su trayecto al colegio. Sobre las 7.45 horas, los policías localizaron a este ovetense en la parada en la que la denunciante iniciaba su recorrido. “Se percataron de que su actitud no era como la de otro viajero más”, explican fuentes policiales. Poco a poco volvió a repetir conducta, acercándose cada vez más a la joven hasta que sacó una mano del bolsillo de su cazadora con la intención de tocar a la menor, momento en el que pudo ser interceptado por los agentes, que acabaron deteniéndole.

El historial de este individuo de 61 años es amplio. Y a los delitos previos contra la libertad e indemnidad sexual se suman otros por robos. Durante este operativo, además, le fue intervenida una navaja que llevaba en uno de los bolsillos de su cazadora. El delito puede llevar aparejadas penas de uno a tres años de cárcel.

Hechos habituales

Lo ocurrido a esta joven en un autobús no es una conducta inusual. Hace un año un gijonés fue condenado a un año y seis meses de cárcel por realizar también tocamiento a una joven en un autobús de línea. El procesado tenía 20 años y la afectada, a la que no conocía previamente, uno menos.

Y este año, en el mes de marzo, también fue detenido otro individuo de 59 años después de realizar fotografías a una menor bajo su falda mientras viajaba en un autobús municipal. Este hombre, además, llegó a enviar una de las imágenes por Whatsapp a un amigo suyo, por lo que se le atribuyeron a los delitos contra la intimidad, descubrimiento y revelación de secretos. En este último caso fueron dos pasajeras quienes se percataron de lo que estaba haciendo y lograron detener la marcha del autobús hasta la llegada de una patrulla policial que procedió a su detención.

Compartir el artículo

stats