Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan la falsificación de productos hallados en una nave de El Mayorazgo

Un Juzgado ordena que policías nacionales y un perito hagan una nueva inspección en el almacén de Santa Cruz donde la Policía Local halló en abril 33.227 objetos falsos

Parte de los objetos intervenidos por la Policía Local tras más de un año de investigación.

Un Juzgado de Instrucción de Santa Cruz de Tenerife ha ordenado la apertura de una investigación de un supuesto caso de distribución de productos falsificados desde una nave industrial en el polígono de El Mayorazgo. La actuación se basa en el hallazgo que policías locales de la capital tinerfeña realizaron en abril del presente año en un almacén, donde intervinieron 33.227 objetos de diversas características, a los que se les daba apariencia de ser fabricados por prestigiosas marcas.

Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional realizaron el pasado miércoles una entrada y registro en el mencionado inmueble, donde supuestamente estuvieron acompañados por un perito especializado en acciones de falsificación y varios funcionarios del cuerpo de seguridad municipal.

La intención de la autoridad judicial es efectuar un peritaje sobre la labor desempeñada por agentes municipales en el citado caso. Cabe recordar que el mencionado inmueble está gestionado por una empresa propiedad de ciudadanos orientales. Y una de las propietarias del negocio y su abogado estuvieron presentes en el mencionado registro, como es preceptivo en estos casos, tal y como informó la Radio Televisión Canaria (RTVC).

Entre otras cosas, los policías locales encontraron artículos sanitarios, productos textiles, juguetes e, incluso, artefactos pirotécnicos. Pero también había objetos de menaje, cajas de perfumes y elementos de decoración. Cuando la actuación de los agentes muncipales fue presentada en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, todavía faltaba por revisar el 80 por ciento de la mercancía decomisada.

En aquel momento, el consistorio precintó la nave, ya que presuntamente se realizaba una actividad clandestina y los dueños de la empresa carecían de licencia, además del riesgo de incendio y para evitar la ocultación de pruebas, según los datos ofrecidos por la corporación local.

Compartir el artículo

stats