Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reducido tras amenazar a vecinos y policías nacionales en Padre Anchieta

Agentes de la Unidad de Prevención y Reacción entraron en la casa de un individuo violento y con problemas de salud mental, tras las quejas de numerosos ciudadanos

El acusado fue llevado al Hospital Universitario de Canarias (HUC).

El acusado fue llevado al Hospital Universitario de Canarias (HUC).

Policías nacionales detuvieron durante la mañana del pasado viernes a un hombre de 45 años como presunto autor de un delito de amenazas de muerte a vecinos y agentes en la parte alta del Polígono Padre Anchieta, en el municipio de La Laguna. El ahora acusado se encerró en su domicilio y generó importantes ruidos y gritos que afectaron a las personas que residen en las inmediaciones. Supuestamente, el varón sufre problemas de salud mental, consume diversas sustancias estupefacientes y, en ocasiones, adopta actitudes muy violentas.

Los residentes afectados llamaron a los servicios de seguridad y emergencias en torno a las nueve de la mañana. A partir de ese momento, según explicó uno de los vecinos, acudió una primera patrulla de la Policía Nacional de la Comisaría de La Laguna. Los ciudadanos del bloque se mostraron aterrorizados después de que durante toda la noche fue muy difícil dormir, ante el escándalo provocado por el mencionado varón, a raíz de los golpes, gritos, ruidos diversos y amenazas de muerte.

Uno de los ciudadanos afectados explicó que el mencionado hombre posee una colección de cuchillos, por lo que advirtió a los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana del peligro que entrañaba la actuación.

El hombre, que tenía una orden de búsqueda y captura, estaba desnudo y portaba un hacha

decoration

Cuando los funcionarios tocaron en la puerta de la vivienda, fueron recibidos con insultos y las ya referidas amenazas de muerte. Hasta el mencionado enclave del Polígono de Padre Anchieta también se desplazó una patrulla de la Policía Local de La Laguna. Ante la diversa información recabada, los policías nacionales optaron por llevar a cabo una actuación mediante un grupo de intervención. Por ese motivo, se activó a integrantes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Santa Cruz de Tenerife. Una vez ante el piso, estos últimos agentes, equipados con material antidisturbios, optaron por derribar la puerta y dirigirse directamente hacia donde se hallaba el individuo violento. Este se encontraba totalmente desnudo y armado con un hacha mediana y una navaja. Los funcionarios lograron inmovilizar al ciudadano. El arrestado fue atendido por personal sanitario de una ambulancia, así como por un médico y una enfermera. Después, se le trasladó a Urgencias y la Unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario de Canarias (HUC). A este varón de 45 años también le constaba en vigor una orden de búsqueda y captura por parte de un juzgado.

Compartir el artículo

stats