Ni distancias de seguridad, ni mascarillas. Un vecino de La Graciosa ha denunciado la situación que la octava isla ha vivido este último fin de semana en una época donde el turismo ha crecido procedente de otros puntos de Canarias en plena quinta ola de la Covid-19.

"Esta es mi isla. La nueva Magaluf. La que algunos venden como la isla Covid cero. La que se pueden trasladar menores de edad sin problema ninguno que las autoridades no te pedirán acreditación ninguna a cambio de cuatro euros más para la cuenta y de la que el Ayuntamiento sabe de la masificación que iba a a ver y no mandan refuerzos policiales", comenta el indignado vecino a través de un vídeo publicado en las redes sociales que muestra como varios jóvenes estaban reunidos sin las distancias de seguridad y uso de mascarilla obligatoria para combatir la propagación de la Covid-19. 

"Pueden hacer todos los destrozos que quieran que aquí nadie les dirá nada", continúa diciendo sobre la fiesta que seguía sobre las 05.30 horas.

"Y eso de que no hay covid es mentira. El vieres hubo un positivo y hoy otro a lo que sumamos los confinados, que dentro de poco veremos cuantos somos. Vendieron el mar vendieron las casas y ahora solo les queda cargarse la isla", concluye.