La juez ha dictado una orden internacional por la presunta comisión de dos asesinatos contra Tomás Gimeno, padre de las niñas Olivia y Anna con las que desapareció el pasado 27 de abril. La localización el jueves del cuerpo sin vida de la mayor de las dos pequeñas ha hecho que la autoridad judicial haya decidido dejar sin vigencia la orden internacional de búsqueda que había emitido contra Tomás Gimeno por un delito de sustracción de menores y, en su lugar, ha acordado otra orden internacional por la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género.

Por otra parte, la juez instructora declara la pérdida de competencia del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Güímar en el caso a favor del juzgado de violencia sobre la mujer de Santa Cruz de Tenerife.

Esta mañana de sábado también se conocía los primeros resultados de la autopsia practica a la pequeña Olivia, quien falleció debido a un edema agudo de pulmón, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). No obstante, aún se está a la espera de conocer los resultados del resto de análisis practicados a la niña.