Decenas de personas han salido a la calle este viernes 11 de junio para mostrar su repulsa por el asesinato de Olivia Gimeno -de 6 años- y, presuntamente también el de su hermana Anna, aunque aún el cuerpo de la menor de un año no ha sido hallado. El cuerpo sin vida de Olivia fue localizado a medio día del jueves a 1000 metros de profundidad, en el interior de una bolsa deportiva, y cerca de la costa tinerfeña.

El Foro contra la Violencia de Género y la Plataforma feminista 8M de Tenerife habían convocado para esta tarde esta concentración "por los asesinatos de las hermanas", en lo que se califica como otro caso de violencia vicaria.

Las cita ha tenido lugar en la santacrucera plaza de La Candelaria a las 19:30 horas, Entre los presentes ha habido lágrimas, abrazos de consolación y gritos de "Ni una menos, vivas nos queremos".

21

Tenerife llora la muerte de Olivia Andrés Gutiérrez

La búsqueda de Anna continuará hasta el lunes

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño continúa la búsqueda del cuerpo de Anna, la menor de las niñas desaparecidas, al menos hasta el próximo lunes. Así lo ha afirmado este viernes el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, tras el minuto de silencio celebrado a las puertas de la Delegación en solidaridad por el dolor de la familia de Beatriz, la madre de las niñas desaparecidas en Tenerife, tras confirmarse ayer la localización del cuerpo de Olivia, la mayor de las hermanas.

“El barco estará al menos hasta el lunes”, indicó Pestana, que ha hablado con el secretario general de Ciencia e Innovación para agradecerle el gesto de mantener el buque oceanográfico una semana más en Canarias para continuar las labores de búsqueda, “ya que estaba previsto marcharse el lunes pasado, y al menos estará hasta el lunes próximo. Veremos lo que pasa estos días y si vamos a necesitar que se quede algunos días más. Por eso queremos agradecer ese compromiso con la investigación”.

Pestana agradeció también el gesto de la sociedad canaria y española de acompañar a la familia de Beatriz, y de las niñas Anna y Olivia, presuntamente secuestrada y asesinadas a manos de su padre Tomás G. el pasado 27 de abril. “Ha habido una reacción que demuestra los valores de nuestra sociedad y lo importante es ese acompañamiento y lo demás es una investigación judicial. Se van abriendo más datos y como dije el primer día, hay un equipo muy comprometido, tenemos los medios también, ese barco oceanográfico ha hecho un trabajo extraordinario, y ojalá se logre encontrar los restos de la otra niña, y la familia pueda descansar en ese sentido. Humanamente nos queda acompañarlos, que es lo que todos queremos en estos días, que están sufriendo un drama tremendo”.

Tomás Gimeno recurrió a la forma más extrema de violencia machista para vengarse de su expareja Agencia ATLAS / EP