La Guardia Civil ha desarticulado, en el marco de la operación Makive, a un grupo criminal dedicado a la estafa en la venta de vehículos, que estaba asentando en las islas de La Palma y Tenerife.

Las investigaciones se iniciaron en febrero de 2020 tras presentarse una denuncia por un supuesto delito de estafa consistente en la manipulación de los kilómetros de un vehículo de importación con matrícula española.

En la investigación se pudo comprobar que el grupo criminal, cuyos integrantes estaban asentados en La Palma y Tenerife, adquirían vehículos de ocasión, en su mayoría de importación, reduciendo los kilómetros que tenían para su posterior venta a un precio muy superior.

Además, la operación permitió localizar otros seis vehículos manipulados y obtención de pruebas documentales, comprobando que los investigados adquirían vehículos de ocasión, en su mayoría de importación, por un precio acorde a los kilómetros que marcaba el odómetro, posteriormente lo manipulaban, y lo comercializaban a terceras personas por un precio muy superior y sin que los compradores finales supiesen el estado real de los kilómetros recorridos por el vehículo. Tras concluir la fase de explotación de la información obtenida, los agentes investigadores comprobaron que la reducción de los kilómetros efectuada a los vehículos ascendía a más de 700.000 kilómetros, obteniendo un beneficio de unos 53.000 euros aproximadamente.