El juez del Juzgado de Instrucción Número 1 de San Bartolomé de Tirajana envió anoche a prisión provisional y sin fianza a los cuatro jóvenes detenidos el pasado lunes como presuntos autores de una violación en grupo a una mujer irlandesa de 36 años en Puerto Rico, en el municipio de Mogán. El magistrado imputa a tres de ellos un delito de agresión sexual, mientras que al cuarto le imputa dos de esta misma naturaleza. Además, los cuatro varones, todos de origen magrebí que habían llegado en patera a Gran Canaria, están imputados como supuestos cooperadores necesarios de los delitos sexuales cometidos por los otros, según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). La Policía Nacional trasladó anoche a los cuatro acusados, uno de ellos con antecedentes por otra agresión, a la prisión de Juan Grande.

Los hechos tuvieron lugar la noche del pasado viernes en el barranco de Agua la Perra, en Puerto Rico, en una zona que se encuentra próxima a los distintos complejos turísticos que alojan migrantes, de los cuales habían sido expulsados, según explicaron fuentes cercanas a la investigación. Según la denuncia que interpuso la mujer el domingo, ésta se acercó a ellos para interesarse por su situación, al encontrarse a la intemperie en plena noche, cuando se produjo la violación en grupo.

4

Prisión provisional para los cuatro acusados de una violación grupal en Gran Canaria E. D.

La víctima, una mujer de nacionalidad irlandesa de 36 años que llevaba años viviendo en la isla con su familia, puso la denuncia el domingo después de acudir a un centro sanitario para que los facultativos le hicieran un examen médico. Después aportó el informe médico que revela que las heridas en su cuerpo podrían ser compatibles con una agresión sexual.

La Guardia Civil inició entonces una investigación que permitió identificar y detener el lunes a los cuatro varones, que permanecieron en los calabazos de la benemérita hasta la mañana de ayer, cuando pasaron a disposición judicial. Los presuntos agresores llegaron a las 09:25 horas a la sede judicial y allí permanecieron 11 horas, primero en los calabozos hasta que el juez les tomó declaración. A las 16:00 horas pasaron por una rueda de reconocimiento, según informaron fuentes judiciales, y a las 16:30 comenzó la declaración ante el juez. Pasadas las 18:30 horas, desde el exterior del edificio podían escucharse golpes en los calabozos que correspondían a los jóvenes alterados después de enterarse de su ingreso en prisión. La Policía trasladó a los acusados a la prisión pasadas las 20:00 horas.

Llegada al Juzgado de los acusados de una violación grupal en Gran Canaria E. D.