Integrantes de la Policía Nacional detuvieron a un hombre de 55 años de edad como presunto autor de los delitos de estafa y falsedad documental en Santa Cruz de Tenerife.

La investigación por parte de los funcionarios del cuerpo de seguridad comenzó el pasado 15 de febrero, a raíz de diferentes denuncias presentadas por tres afectados. Los ciudadanos de la capital tinerfeña decían ser víctimas de un fraude al contratar los seguros de sus respectivos automóviles.

Los investigadores de la Policía Nacional, a través de las averiguaciones llevadas a cabo, supieron que los hechos habían sido llevados a cabo, presuntamente, por parte de un agente de seguros en la zona centro de Santa Cruz de Tenerife.

Al parecer, una vez recibía el dinero para efectuar el trámite para asegurar los turismos, el implicado en el fraude informaba a los clientes de que su seguro ya estaba en vigor. Sin embargo, la póliza la daba de alta a nombre de personas fallecidas, según la información ofrecida ayer por parte de la Comisaría Provincial.

El procedimiento utilizado por el ahora acusado suponía la participación de las personas fallecidas en la formalización del contrato, lo que podría suponer una falsedad documental. Y, a continuación, daba de baja el referido seguro.

Los denunciantes, que no se percataban de nada, circulaban con sus vehículos careciendo de seguro. En base a la información recopilada por los investigadores de la Policía Nacional, el perjuicio total ocasionado por el mencionado agente ascendió a unos 700 euros.

Los policías nacionales culminaron su investigación con la detención del presunto autor de los hechos en la localidad de Santa Cruz de Tenerife. Tras el arresto de este, una vez instruido el correspondiente atestado, los hechos fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial.

Las actuaciones fueron realizadas por miembros del Grupo de Investigación de la Comisaría de Policía Nacional de Distrito Sur de Santa Cruz de Tenerife.