El catamarán de Fred. Olsen Express, el 'Bentago Express', que cubre el trayecto con la isla de Tenerife y que encalló anoche Agaete, sigue sin poder ser atracado en el Puerto de Las Nieves; lo que ha supuesto que los 59 pasajeros, tras hacer noche en el buque, se hayan desembarcado en barcos auxiliares de Salvamento Marítimo. El incidente ha supuesto la variación horaria de 13 trayectos más. Se sigue trabajando en el atraque.

La Salvamar Nunki de Salvamento Marítimo ha desembarcado a los pasajeros del catamarán. A su llegada al puerto de Las Nieves, en Agaete, tras ser valorados por el Servicio de Urgencias Canario y Cruz Roja, todos han presentado buen estado de salud.

Testimonio de un pasajero

En declaraciones a los medios de comunicación una vez en tierra, uno de los pasajeros, un joven tinerfeño que estudia en Gran Canaria, explicó que han sido unas horas bastante largas pero que en general el pasaje ha estado muy tranquilo.

No obstante, reconoció que al principio "da para reflexionar" cuando la tripulación le hizo ponerse el chaleco salvavidas, aunque insistió en que todo ha ido bien, estando algunos pasajeros algo más nerviosos y otros bromeando.

En cuanto al momento del encallamiento, comentó se notó como el suelo se movía un poco, a lo que al principio no le dio demasiada importancia. "Pero después de 40 minutos quietos nos dimos cuenta de que algo estaba pasando", matizó para concluir que al principio pensaba que el problema duraría unas pocas horas y no toda la noche y la mañana de hoy.


Desde las 9:30 horas de este viernes y aprovechando la pleamar, se han reanudado las maniobras de atraque con dos remolcadores de refuerzo con todos los operativos de seguridad en sus puestos. Los fuertes vientos y la situación de alerta por vientos que se ha decretado en todo el Archipiélago han impedido mover el buque. Según ha podido saber este diario, se ha distribuido el peso del buque hacia el lado derecho; el opuesto a la aleta que encalló.

Una súbita racha de viento empujó a una baja el ferry

Una súbida racha de viento empujó al ferry Bentago Express contra una baja próxima al muelle de Agaete mientras realizaba su maniobra de atraque en su último servicio del día entre Tenerife y Gran Canaria.

Según ha explicado el director general de la compañía, Andrés Marín, en SER Las Palmas, durante la noche se intentó acercar el ferry al muelle con el apoyo de tres buques de Salvamento Marítimo, pero resultó inviable por el viento y la bajada de la marea.


Desembarco de los pasajeros del Bentago Express El Día

En el interior del buque se encontraban en el momento del suceso 59 pasajeros y 17 tripulantes, y ninguno de ellos resultó herido. En cambio, la embarcación sí sufrió desperfectos en uno de los motores, y tuvo que esperar a que llegaran remolcadores para recibir asistencia y proceder a retirarla.

El incidente ocurrió pocos minutos antes de las diez de la noche y en el mismo jugó un papel determinante el paso por las Islas de la borrasca Filomena, que había provocado en la zona fuerte viento y mala mar.

Según testigos, el barco intentó entrar en el muelle una primera vez y no pudo, y en el segundo intento sufrió el problema en el motor.

Según el Cabildo grancanario, se procedió a asegurar el buque Bentago Express con tres cabos a la punta del muelle, y se detectó una pequeña entrada de agua “que no compromete al buque”. “Personal de los Delta de Agaete y de Fred Olsen se tirarán ahora al agua con una cámara para comprobar los daños”, exponía la Corporación insular en Twitter.

Varios equipos de bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria se dirigieron hacia al puerto para valorar la situación, mientras que efectivos de la Capitanía Marítima de Las Palmas y Salvamento Marítimo trabajaban también en la zona.

Encalla en Agaete un barco de Fred Olsen El Día

La naviera aseguró que el incidente sufrido en el puerto de Agaete de uno de sus barcos de pasajeros se ha “debido a las condiciones meteorológicas severas”, en concreto a los vientos del suroeste que en esos momentos se registraban en la zona.

La naviera Fred. Olsen opera desde el puerto de Agaete una línea marítima regular de pasajeros que comunica varias veces al día esa localidad del norte de Gran Canaria con Santa Cruz de Tenerife, atendida por varios catamaranes de alta velocidad como el que se ha visto involucrado en este incidente, el Bentago Express.