Un vecino de Órzola fue el primero en llegar a la zona donde volcó la patera y en lanzarse al agua. "Es terrible estar ahí y tener que ver a quién salvas y a quién no", según señaló a La Voz de Lanzarote.

Escuché gritos, alaridos de gente”. Así supo Marcial Curbelo que algo grave estaba ocurriendo cerca del muelle de Órzola, donde se encontraba en la tarde de este martes cuando se produjo el trágico vuelco de una patera. En ese momento, en el puerto había numerosos efectivos policiales y de emergencias, porque se estaba realizando el traslado de los inmigrantes que habían llegado durante la mañana a La Graciosa en otra embarcación.

Torres hace un llamamiento para evitar el fallecimiento de migrantes que intentan llegar a las Islas. Acfi

“Alerté a todos los servicios de emergencias que estaban allí y a la Guardia Civil de lo que había escuchado, pero quedaron en duda”, explica. Entonces, decidió no esperar y fue corriendo hasta la zona de donde provenían los gritos. “Fui solo hasta allí, vi la situación y me tuve que tirar al agua. No pensé en nada solo quería sacar a todos del agua. ¡Eran niños!”, relata.