25 de septiembre de 2020
25.09.2020

Trasladan a la unidad de quemados de Sevilla al presunto agresor de La Laguna

La mujer, rociada con gasolina en una vivienda de la calle Princesa Yballa, falleció ayer a las 11:45 | La Policía continúa investigando si se trata de un caso de violencia de género

25.09.2020 | 01:16
Trasladan a la unidad de quemados de Sevilla al presunto agresor de La Laguna

El hombre de 35 años que sufrió quemaduras de carácter grave tras la explosión producida el pasado miércoles en una vivienda de la urbanización Princesa Yballa, en La Laguna, ha sido trasladado a la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, para recibir tratamiento, ya que tendría quemaduras en al menos el 50% de su cuerpo. Hasta ayer, el varón permanecía ingresado, custodiado por agentes de la Policía Nacional, en el Hospital Nuestra Señora de Candelaria, a donde fue trasladado tras el suceso.

La mujer de 50 años que resultó también herida en la explosión falleció ayer a las 11:45 en Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde fue ingresada tras el suceso con quemaduras en el 90% de su cuerpo.

La Policía continúa investigando si la explosión esconde un intento de homicidio, en el que el varón habría rociado con gasolina a la mujer después de una fuerte discusión. Sin embargo, por el momento, todavía no se han encontrado pruebas claras de que los dos afectados mantuvieran una relación sentimental, por lo que todavía no puede tratarse como violencia machista.

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, señaló que en este momento "no se descarta nada" y añadió que "se está investigando" y aunque "indiciariamente parecía que no era un delito de violencia de género, no está descartado".

En cualquier caso, la Delegación del Gobierno en Canarias no tiene constancia de que la mujer hubiese denunciado al varón por agresiones físicas o psicológicas.

Los hechos sucedieron durante la madrugada del pasado miércoles en una vivienda de la urbanización Princesa Yballa, localizada en la calle Santa Catalina de Siena, en el municipio de La Laguna. Los vecinos del entorno del bloque nueve de esta urbanización alertaron a la sala operativa del 1-1-2 de que sobre las 3:47 horas se había producido una fuerte explosión en una vivienda. Solicitaron la presencia de personal sanitario, ya que en el interior del piso se encontraban una mujer y un hombre.

Al llegar al lugar de los hechos, al que acudieron dos ambulancias medicalizadas y una de soporte vital básico, así como bomberos y agentes de la Policía Nacional y Local, se encontraron a los afectados con graves quemaduras en su cuerpo y al menos dos depósitos de gasolina vacíos.

Según el testimonio de los agentes que accedieron a la vivienda antes de que ambos fueran traslados a los centros hospitalarios, antes de ser evacuada, la mujer les aseguró que el autor de la explosión había sido el otro herido. El varón, por el contrario, atribuyó en aquel momento el suceso a un accidente.

Sin embargo, según algunas fuentes consultadas por este periódico, los integrantes de la Unidad de Familia y Mujer de La Laguna no otorgan una excesiva credibilidad a la versión que dio este hombre, a la espera de que se obtuviesen los resultados de la inspección ocular de la Brigada de Policía y los análisis posteriores que se deben practicar.

Sin embargo, vecinos del bloque manifestaron el pasado miércoles que escucharon al hombre gritar a la víctima que la iba a matar y a descuartizar y que iba a quemar todo el edificio.

Según aseguraron varias fuentes a este periódico, la pareja llevaba al menos una semana conviviendo en esta vivienda de la urbanización y los residentes del bloque donde ocurrieron los hechos también relataron que en los días previos al suceso había escuchado discusiones y peleas en varias ocasiones. Una situación que según ellos se repitió minutos antes de que se escuchase la detonación, que les causó graves heridas a ambos y que finalmente han provocado el fallecimiento de la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook