19 de septiembre de 2020
19.09.2020

Dos detenidos por robar joyas y objetos electrónicos en una casa de Candelaria

La Guardia Civil investiga a dos mujeres por comprar los efectos sustraídos en la vivienda

19.09.2020 | 00:41
Los dos jóvenes apresados fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Güímar que estaba de guardia.

Miembros de la Guardia Civil pertenecientes al Área de Investigación del puesto principal de Candelaria detuvieron a un varón de 29 años de edad, vecino del municipio de Santa Cruz de Tenerife, por su presunta implicación, junto a su hermano de 30 años, quien actualmente cumple condena en el centro penitenciario Tenerife II, en la comisión de un delito de robo con fuerza en las cosas en el interior de una vivienda ubicada en el término municipal de Candelaria.

Además, en relación con los mismos hechos delictivos, los agentes del Instituto Armado instruyeron diligencias en las que se acusa a dos mujeres de 22 y 24 años de edad, vecinas del municipio de Arona, como presuntas autoras de un delito de receptación de las joyas que los dos acusados sustrajeron del interior de la citada vivienda.

Según la información ofrecida en la jornada de ayer por parte de la Comandancia Provincial, el citado delito contra el patrimonio se desarrolló el pasado 31 de julio. Al día siguiente, la víctima presentó la denuncia en el cuartel de la Villa Mariana. Dicha persona manifestó que le sustrajeron por la fuerza del interior de su domicilio diversos objetos electrónicos, tales como un ordenador portátil y una tablet, así como, al menos una decena de piezas de joyería.

Los agentes iniciaron una investigación, gracias a la cual, en un primer momento, consiguieron identificar a las dos jóvenes investigadas, quienes fueron sorprendidas mientras portaban algunas de las joyas sustraídas y que fueron recuperadas.

Tras las diversas gestiones realizadas con posterioridad por parte de integrantes del Área de Investigación, estos consiguieron reunir los indicios suficientes para acusar a los dos varones de la comisión del robo con fuerza en el interior de la vivienda. Cuando los citados funcionarios pudieron esclarecer la infracción penal, uno de los hermanos ya había ingresado en la cárcel por la comisión de otro hecho delito.

Finalmente, los agentes consiguieron recuperar la totalidad de las alhajas que fueron sustraídas, las cuales se entregaron a su legítima propietaria. Y todavía está pendiente su peritación para conocer su valor en el mercado.

Ambos arrestados, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción que estaba en funciones de Guardia en el partido de Güímar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook