14 de septiembre de 2020
14.09.2020

Una aerolínea devuelve el equipaje a una tinerfeña quemado, roto y metido en una bolsa de basura

La joven, que viajaba en un vuelo de Tenerife Norte a Sevilla, encontró en la cinta transportadora una bolsa de basura a su nombre con toda su ropa estropeada en el interior

14.09.2020 | 11:58

El retraso o cancelación de algunos vuelos, la pérdida de equipaje y el overbooking o la denegación de embarque son los principales inconvenientes a los que se enfrentan muchos pasajeros con las aerolíneas hoy en día. Solo una de estas complicaciones pueden estropear por completo el plan de viajes de cualquiera, aunque, por suerte, algunas compañías aéreas resarcen sus errores y buscan soluciones que conformen a los pasajeros afectados.

Sin embargo, en ocasiones surgen otros problemas que no tienen ni aparente solución y tampoco pies ni cabeza. Y si no, que se lo digan a Cristina S-P.H., una tinerfeña de 33 años que el pasado sábado 12 de septiembre se llevó una terrible sorpresa al recoger su equipaje en el aeropuerto de Sevilla. La joven, que había cogido un vuelo procedente de Tenerife Norte con el fin de disfrutar de unas vacaciones en la costa de Andalucía, relata que al ir a coger su maleta encontró en la cinta una bolsa de basura a su nombre, con su mochila y toda su ropa rota y quemada en el interior. "Vimos que mi equipaje no salía y cuando la cinta se paró, dejando únicamente una bolsa de basura en medio, mi novio a modo broma me dijo -"¡a ver si va a ser la tuya!", cuenta. Cuál fue la sorpresa de ambos cuando, efectivamente, al acercarse a la bolsa ésta estaba rodeada por una etiqueta de equipaje de la compañía con su nombre en ella.

Aclara que a partir de entonces fueron a poner la reclamación en el aeropuerto de Sevilla, "en el único sitio que había", que era el WFS (quienes se encargan de las reclamaciones de equipaje). Allí les informaron de que tenían que poner dicha reclamación por internet. "Tras esto llamamos a la compañía y nos dijeron que se trataba de un caso especial y que se pondrían en contacto conmigo en menos de 48 horas", afirma antes de añadir: "Al ver que no me llamaban, decidí publicarlo en mis redes". "No me han ofrecido ningún tipo de explicación o de solución, ni me han preguntado si necesito ropa o dinero para comprármela. Esa es la razón por la que yo denuncio, si me avisan de la situación puedo entenderlo, pero si ponen mis cosas en una bolsa de basura ya entonces sí me enfado", explica.

Cristina indica que además, también ha interpuesto una denuncia en el Juzgado de Cádiz, provincia donde se encuentra en este momento y espera que pronto reciba una solución, al menos antes de la vuelta de su viaje, que será el día 30 y con la misma compañía

No obstante y a pesar de que la aerolínea le indicó que se trataba de un caso especial, no es la primera vez que son denunciados públicamente por alguien. El pasado julio de 2019 otra joven publicaba en su cuenta de Twitter que su prima había recibido su maleta y ropa quemadas y rotas tras un vuelo Sevilla-Tenerife Norte. En este caso la aerolínea se puso en contacto a través de la misma red social para tratar de ofrecer una solución.



Según la información publicada en la web de Aena, "la compañía aérea es responsable del daño causado en caso de destrucción, pérdida o daños del equipaje facturado cuando el hecho que haya causado el daño se haya producido a bordo de la aeronave o mientras el equipaje facturado se encuentre bajo la custodia de la compañía. Asimismo, advierte que es fundamental que en el caso de incidencias con el equipaje facturado (destrucción, pérdida, deterioro o retraso), se acuda inmediatamente al mostrador de la compañía aérea o su agente handling (empresa de asistencia en tierra a las compañías aéreas) para formular en ese momento la protesta correspondiente, cumplimentando el impreso denominado Parte de Irregularidad de Equipaje (P.I.R.), un requisito necesario para hacer constar la incidencia ocurrida y para la tramitación por la compañía aérea.

Límites de las indemnizaciones

Los límites de indemnizaciones por retraso, destrucción o pérdida de equipaje están en función del convenio internacional firmado por cada país.

De acuerdo con la normativa comunitaria, que incorpora al ámbito europeo el Convenio de Montreal, la responsabilidad del transportista por retraso, destrucción, pérdida o daños del equipaje se limita a 1.131 derechos especiales de giro (DEG) por pasajero.

Los límites de responsabilidad no implican una compensación automática por los importes máximos.

El pasajero puede acogerse a un límite de responsabilidad más elevado efectuando una declaración especial de valor de su equipaje, a más tardar en el momento de facturar, y abonando una tarifa suplementaria.

El Derecho Especial de Giro es una unidad definida por el Fondo Monetario Internacional, cuyo valor es la suma de los de determinadas cantidades de varias monedas: dólar USA, euro, yen japonés y libra esterlina. Puede consultar el valor actualizado en dólares USA en la web del Fondo Monetario Internacional (www.imf.org). La equivalencia en euros se encuentra en la web del Banco de España (www.bde.es).
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook