04 de septiembre de 2020
04.09.2020

Se enfrenta a 20 años por intentar matar a su bebé delante de la Guardia Civil en Canarias

El niño sufrió un golpe en la cara, tras estrellarse contra el suelo

04.09.2020 | 10:14
Un agente de la Guardia Civil.

La Audiencia de Las Palmas juzgará el lunes a un maltratador ya condenado que se expone a una posible pena de 20 años de cárcel, acusado de haber intentado matar a su bebé arrojándolo al suelo con violencia delante de una patrulla de la Guardia Civil, para hacer sufrir a su exmujer.

El procesado, Rafael L.D., de 21 años, ya había sido sentenciado en septiembre de 2018 por un juzgado de Arrecife a prestar 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad por haber sometido a malos tratos su expareja, la padre de su hijo, en una resolución que le prohibía expresamente volver a acercase a ella durante 16 meses.

Burlando esa prohibición, asegura la Fiscalía, el acusado viajó a la localidad de Cádiz a donde se había mudado tras el juicio la mujer con su hijo en común, la localizó y la forzó con amenazas a comprar un billete de avión para regresar con él a Lanzarote.

"Si no me compras el billete me da igual, te mato a ti y a tu hijo", le dijo a su expareja, siempre según la acusación pública.

La mujer contó después que sintió tanto miedo, que accedió a volar con el niño y con él de regreso a Canarias.

Entre otras cosas, añade el fiscal, porque ya había proferido contra ella amenazas como esta: "Voy a quitarte al niño; te voy a matar; voy a matar a tu madre; te voy a quemar la casa de Lanzarote; toda tu familia va a acabar muerta; te vas a hartar de poner flores; yo de la cárcel salgo, pero tú y el niño del cementerio, no".

Nada más llegar al aeropuerto de Lanzarote, en la mañana del 20 de octubre de 2018, y en vista de que Rafael L.D. se negaba a que ella cogiera al niño, la mujer decidió acercarse a pedir auxilio a una patrulla de la Guardia Civil que estaba de servicio en la sala de recogida de equipajes.

Lo que sucedió a continuación, de acuerdo con la Fiscalía, es lo siguiente: "Sujetando al citado menor por la espalda con la mano, alzándolo en el aire con brusquedad, (el procesado) dio un paso atrás, cogiendo impulso, y lo arrojó con fuerza contra el suelo, al lado de la cinta de recogida de equipajes, mientras decía, dirigiéndose a (su expareja) '¿quieres al niño? pues toma al niño, os lo voy a dar muerto'".

El niño sufrió un golpe violento en la cara, tras estrellarse contra el suelo a unos dos metros de distancia del refuerzo de hierro de la cinta de equipajes, relata la acusación, aunque solo sufrió lesiones que no precisaron más que asistencia básica y que tardaron 20 días en curar.

Y todo ello sucedió, precisa la Fiscalía, delante de la patrulla de la Guardia Civil y de la abuela materna del niño, que había corrido a ayudar a su hija, al presenciar la escena.

A partir de este relato de hechos, la acusación pública imputa a Rafael L.D. cinco delitos (asesinato en grado de tentativa, quebrantamiento de condena continuado, coacciones, amenazas y maltrato en el ámbito familiar), por los que reclama penas que suman 20 años y tres meses de prisión, así como dos indemnizaciones de 60.000 euros por daños morales para la mujer y el niño.

El caso lo juzgará el lunes a las 10.30 horas la sección segunda de la Audiencia de Las Palmas. Está previsto que las partes intervengan por videoconferencia desde Arrecife (Lanzarote).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook