31 de julio de 2020
31.07.2020

Libertad vigilada para los supuestos agresores sexuales de una niña de 14 años

Los jóvenes no podrán abandonar La Palma y tienen una orden de alejamiento de 500 metros hacia la supuesta víctima

31.07.2020 | 13:47
Lugar en el que supuestamente ocurrieron los hechos.

El juez de Primera Instancia e Instrucción de Santa Cruz de La Palma dictó la libertad provisional a la espera de juicio para los dos jóvenes presuntos autores de un delito sexual a una niña de 14 años durante la celebración del pasado Entierro de la Sardina de San Andrés y Sauces.

Los hechos, que supuestamente tuvieron lugar la madrugada del pasado 11 de marzo, provocaron en primera instancia el ingreso en prisión de los supuestos agresores, y tras evaluar las pruebas periciales y escuchar a los testigos, el magistrado entiende que hay "nuevos motivos y razonamientos" para variar el estado de encarcelamiento de los implicados.

Estos no podrán abandonar la Isla y tendrán que pasar controles periódicos por los juzgados palmeros. Además, se dicta una orden de alejamiento de 500 metros hacia la supuesta víctima.

El auto, al que ha tenido acceso El Día, establece que las pruebas realizadas con posterioridad a la medida cautelar de prisión dan luz a elementos probatorios que en un primer momento no se pudieron corroborar, aludiendo el texto judicial a que "es cierto que la impresión sobre qué hechos ocurrieron en la noche de autos, cuál fue el rol de cada participante y la dinámica de los acontecimientos, ha variado", suscribe el juez.

Hace hincapié el juez a que "en atención a todas las pruebas que en aquél momento se tenían -y que eran todas coincidentes en sentido y gravedad- la apariencia de los hechos era la propia de una agresión sexual comunal a una menor de edad", rectificando su parecer ya que "en el momento actual este juez tiene, al menos, sus reservas sobre que los hechos ciertamente ocurrieran así".

El responsable del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Santa Cruz de La Palma no duda de las declaraciones dadas por algunos testigos que "no presenciaron los hechos, sino sus efectos", ratificando que la menor "estaba en estado de shock, agazapada y cohibida", pero que sólo "atestigua únicamente el trauma, pero no sus causas".

El magistrado concluye que "la convicción personal en su día alcanzada sobre si la menor fue ciertamente agredida sexualmente en la noche de autos debe reconducirse ahora hacia juicios más cautelosos. Así, y siendo desde luego una calificación posible, que está sobre la mesa y que debe ser considerada a lo largo de la instrucción, no es menos cierto que otras posibilidades, también criminales, pero sin duda de menor entidad, como el mero abuso sexual o el abuso con prevalimiento, también lo están".

El Ministerio Fiscal, con escrito de 20 de julio, se opuso a la excarcelación, alegando que no habían variado los motivos tenidos en cuenta en el momento de las detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook