25 de junio de 2020
25.06.2020

"Vimos una bola de fuego y después una explosión"

Trasladan a Gran Canaria a los dos niños, de 5 y 8 años, que sufrieron quemaduras graves en la deflagración de una bombona en Fuerteventura

25.06.2020 | 12:56
Álvaro Brito (izquierda) y Bruno Sanchís, los dos jóvenes que rescataron a los niños en la deflagración.

Dos niños de 5 y 8 años han sido trasladados a Gran Canaria por un helicóptero medicalizado después de que a primera hora de la madrugada de ayer sufrieran quemaduras graves al caer una bombona tipo camping gas al suelo y explosionara en una vivienda de Fuerteventura. "Vimos una bola de fuego y después una explosión", cuenta Álvaro Brito, quien junto a su amigo Bruno Sanchís consiguieron abrir la puerta para rescatar a los menores, una mujer y una cuarta persona.

"Fueron treinta segundos o un minuto". Ese fue el tiempo que transcurrió desde que Álvaro y Bruno entraron a la vivienda y sacaron los menores. Apenas habían pasado unos minutos de la medianoche cuando estos jóvenes disfrutaban de la noche de San Juan junto a un grupo de amigos en la terraza de una vivienda en la playa de Los Molinos, en el municipio de Puerto del Rosario. Álvaro Brito comenta que se disponía a sentarse frente a la barbacoa cuando ocurrió el accidente. "Vi una bola de fuego salir y una explosión", apunta. La deflagración provocó que la puerta del inmueble donde ocurrieron los hechos quedara cerrada.

Estos dos amigos acudieron de inmediato a atender a las personas que se encontraban atrapadas en el interior. Álvaro intentó tirar la puerta abajo a patadas en dos ocasiones, sin éxito, después de romper la mosquitera. Fue Bruno quien con un placaje logró tumbarla. "Cuando entramos estaban los dos niños en suelo y los sacamos". Después hicieron lo propio con una mujer y con un perro que también sufrió quemaduras. La deflagración apenas afectó al mobiliario del inmueble, apunta Brito.

Este joven añade que la niña, de 5 años, era la que estaba en peor estado. Presentaba quemaduras en gran parte de su cuerpo y los propios vecinos de la zona, algunos de ellos familiares de los afectados, fueron los primeros en atenderlos. "Fue todo muy rápido", apostilla Álvaro Brito. Los menores fueron introducidos en un vehículo particular, que los trasladó hasta el hospital aunque a medio camino, el en cruce de Casillas del Ángel, se encontraron con la ambulancia que se dirigía hacia la playa. Allí realizaron el traslado hasta el vehículo de emergencias, que a su vez los llevó al Hospital General de Fuerteventura.

La más pequeña presentaba quemaduras de segundo grado de mayor gravedad y durante la madrugada fue evacuada al Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria en helicóptero medicalizado. Su hermano, de 7, fue trasladado a lo largo la jornada de ayer al mismo complejo hospitalario con quemaduras de idéntica gravedad, según indicó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para conocer las causas. Álvaro Brito indica que las primeras hipótesis apuntan a que la bombona tipo camping gas había caído al suelo y había provocado la deflagración debido al impacto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook