11 de junio de 2020
11.06.2020

Expulsan a dos inmigrantes de un centro de Tenerife por problemas de convivencia

La decisión de expulsarlas no se ha adoptado de manera "inmediata", pues ha habido varios incidentes que han conllevado riesgos físicos y psicológicos para el resto de convivientes

11.06.2020 | 14:16
Expulsan a dos inmigrantes de un centro de Tenerife por problemas de convivencia

Cruz Roja ha expulsado este jueves a dos mujeres del centro para atención de inmigrantes situado en la antigua cárcel femenina de Santa Cruz de Tenerife por problemas de convivencia y con garantías de que estas personas no se quedarán en la calle, al contar con redes de apoyo.

La responsable del programa de Inmigración de Cruz Roja en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Karima El Mahmdi, ha facilitado esta información a Efe después de que un portavoz de las inmigrantes afectadas por la decisión comunicase que estas personas habían sido expulsadas del centro y se habían quedado en la calle.

Según este portavoz, una de las mujeres está embarazada y las personas afectadas por la expulsión proceden de Costa de Marfil y Senegal, que piden que se les facilite el trámite para viajar hacia donde residen sus familiares en la península y en Francia.

Karima El Mahmdi ha indicado a Efe que la decisión de expulsar a estas mujeres del centro no se ha adoptado de manera "inmediata", pues ha habido varios incidentes que han conllevado riesgos físicos y psicológicos para el resto de convivientes, los voluntarios y el personal que trabaja en las instalaciones.

Ha añadido que entiende las quejas de estas personas por su "frustración, negatividad y no aceptación" de la situación, pero ha insistido en que Cruz Roja siempre ha ofrecido acompañamiento y la mejor atención posible, y ha avisado de su decisión con la antelación suficiente para que contasen con redes de apoyo.

"No han sido expulsadas a la calle", ha subrayado la responsable de Cruz Roja, quien ha aludido a que en otras ocasiones, cuando se ha producido un incidente grave con un inmigrante previamente se contacta con otros recursos para derivarlo y, si persiste la agresividad, no hay más remedio "que invitarle a que se vaya".

En el caso de las personas expulsadas este jueves, se les achaca una actitud bastante agresiva con el personal que se intensificó durante el confinamiento, ha explicado El Mahmdi, quien ha indicado que por motivos de la protección de datos no puede precisar si una de las inmigrantes está embarazada, pero en todo caso, ha puntualizado, tiene pareja con la que convivir.

Ha agregado que el programa de atención humanitaria a personas que llegan a las islas por la costa está financiado por el Gobierno central, pero ha recordado que con las últimas llegadas se han tenido que habilitar nuevos recursos de acogida porque especialmente en el caso de Tenerife, eran "muy limitados".

En lo que va de año, han llegado a las islas 2.601 inmigrantes en pateras o cayucos, casi tantos como en todo 2019. Ese flujo de pateras, combinado con la necesidad de poner en cuarentena a quienes llegan, el cierre de los CIEs y la imposibilidad de devolver a su país o trasladar a la península a los inmigrantes (por el cierre del fronteras derivado de la covid-19), está generando tensiones en la red de acogida, que en algunas islas se encuentra al límite.

Cruz Roja recalca que trata de ofrecer las condiciones más dignas posibles en cuanto a alojamiento, atención y acompañamiento a los inmigrantes y que actualmente presta este servicio a 323 personas en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Parte de las mujeres que han arribado al archipiélago se derivan a un módulo de la antigua cárcel Tenerife I, ubicada en el barrio de Los Gladiolos, en Santa Cruz de Tenerife, que se abrió como centro para la atención de inmigrantes para hacer frente al repunte de personas que han llegado a las costas canarias durante los últimos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook