06 de mayo de 2020
06.05.2020
Crisis del coronavirus

Más de 500 detenciones en las Islas por incumplir el estado de alarma

Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Canaria y los agentes municipales presentan 47.216 denuncias | En toda España, el número de arrestados se acerca a los 7.200

05.05.2020 | 22:13

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCS) han realizado un total de 501 detenciones en Canarias por incumplimiento de las restricciones a la movilidad establecidas por el estado de alarma declarado por el Gobierno de España mediante Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo para hacer frente a la crisis sanitaria por el coronavirus.

Asimismo, desde que entró en vigor el estado de alarma, los agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional, del Cuerpo General de la Policía Canaria y de la Policía Local de los distintos municipios del archipiélago han cursado un total de 47.216 propuestas de sanción (denuncias) por este motivo en toda Canarias, señala la Delegación del Gobierno en una nota. En el conjunto del país, las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han llevado a cabo 7.189 detenciones y 806.595 propuestas de sanción.

Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Canaria y Policía Local continúan trabajando para garantizar que la ciudadanía canaria siga respetando como hasta ahora las restricciones del estado de alarma ante la nueva fase que empieza este lunes con la puesta en marcha del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad del Gobierno de España.

La Delegación del Gobierno en Canarias, como siempre lo ha hecho en el ámbito del Cecor, muestra su "profundo agradecimiento" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a las Fuerzas Armadas y los voluntarios de Protección Civil por su coordinación y su implicación, así como al comportamiento ejemplar de la ciudadanía.

Desobediencia. La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 44 años y sin antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de desobediencia grave y contra la seguridad vial al intentar eludir un control policial situado en la Avenida del Cabildo de Telde (Gran Canaria). La detención se produjo después de que en la madrugada del 2 de mayo, cuando agentes de la Policía Nacional que realizaban un control de vehículos y personas para la verificación del cumplimiento del estado de alarma, así como la prevención de delitos graves en la Avenida del Cabildo, observaron cómo un vehículo al percatarse de su presencia frenó en seco, a unos 150 metros del control de los agentes, apagando las luces y dando marcha atrás más de 300 metros hasta lograr huir por un desvío. Seguidamente, los agentes pudieron interceptar el coche en una vía aledaña a la circunvalación de Telde, procediendo así a la identificación del hombre, según informó la Policía Nacional en nota de prensa. El hombre reconoció a los agentes que se dirigía a casa de un conocido sin causa justificada en base al estado de alarma vigente en España y como no quería ser multado intentó evadir el control policial.

Finalmente los agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención del hombre como presunto autor de los delitos de desobediencia grave y contra la seguridad vial. Así, instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

Condenado. La Policía Nacional ha detenido en Las Palmas de Gran Canaria a un hombre de 63 años, con 31 antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, según la Jefatura Superior de Policía de Canarias. Los hechos se desencadenaron tras recibirse una llamada al teléfono 091 por los empleados de un centro de acogida de la capital grancanaria, comunicando que en los exteriores del edificio había un hombre causando molestias.

Los agentes que acudieron al lugar observaron a un individuo en la vía pública, aparentemente sin causa justificada en base al estado de alarma vigente en España, por lo que procedieron a su identificación. Los policías se entrevistaron con los empleados del centro, quienes les confirmaron que esa persona estaba causando molestias momentos antes.

Las gestiones comprobaron que esta persona estaba incumpliendo una orden de alejamiento en vigor dictada sobre una usuaria del centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook