Un hombre de 80 años sufrió una fractura de cadera durante la jornada de ayer jueves en el casco histórico de La Laguna, por lo que tuvo que ser asistido por policías locales, voluntarios de Protección Civil y personal de una ambulancia.

Los hechos ocurrieron en la calle Viana, muy cerca de la confluencia con la calle Herradores. Según trascendió, el octogenario sufrió un mareo, resbaló y cayó al suelo.

En la caída se dio un golpe en la cabeza y sufrió una lesión en la cadera. Los policías locales fueron los primeros en llegar a la zona y activaron al resto de recursos de emergencias.