Agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos hombres, con numerosos antecedentes, como presuntos autores de un par de delitos de robo con fuerza en interior de vehículo, cuatro hurtos y la sustracción de otro turismo en la zona de Cabo Llanos, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife. Los acusados sustraían piezas y ruedas de automóviles de alta gama y para ello utilizaron otro turismo que previamente habían robado. Los efectos fueron recuperados casi en su totalidad y con los mismos pretendían montar un nuevo vehículo.

En fechas recientes, la Policía Nacional llevó a cabo una investigación tendente a esclarecer distintos delitos contra el patrimonio producidos sobre vehículos de lujo. Entre los objetos robados había, de forma principal, llantas y neumáticos, sillones, puertas e, incluso, un capó. Todos los hechos investigados se produjeron en el citado enclave de la capital.

La investigación se inició cuando, en los últimos meses del pasado año, se detectó, gracias a las denuncias presentadas, que en misma zona y sobre similares modelos de coches se estaban produciendo robos de piezas. A raíz de este incremento de episodios delictivos en un mismo espacio, los agentes de Policía Judicial establecieron el correspondiente dispositivo para tratar de esclarecer lo que ocurría.

Tras varias gestiones, los citados profesionales consiguieron identificar a los posibles autores y también se averiguó que, para cometer los hechos, utilizaban un vehículo mixto sustraído en el Sur de la Isla, al que colocaron placas falsas de matrícula.

Los agentes consiguieron localizar una finca usada para ocultar el vehículo y los efectos de los robos cometidos. Después de obtener la autorización judicial, los policías nacionales efectuaron la entrada y registro a la citada propiedad, donde intervinieron gran cantidad de objetos pertenecientes a diferentes partes de dos modelos todoterreno de lujo, suficientes para iniciar el montaje de un nuevo vehículo. Entre las piezas incautadas se encuentran 16 llantas y cubiertas, un capó , puertas, volante, asientos, salpicadero, consola central, entre otros. El valor de las piezas supera los 17.000 euros.

Los policías localizaron y arrestaron a los dos presuntos autores, que actuaban en connivencia y fueron puestos a disposición judicial. La actuación fue realizada por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Norte.