08 de marzo de 2020
08.03.2020
Trata de personas

Desmantelan una red que vendía mujeres rumanas por 6.000 euros a proxenetas

Eran engañadas con falsas relaciones amorosas para salir de su país y obligarlas a prostituirse

08.03.2020 | 09:42
Desmantelan una red que vendía mujeres rumanas por 6.000 euros a proxenetas
Desmantelan una red que vendía mujeres rumanas por 6.000 euros a proxenetas

La Policía Nacional junto a agentes de Rumanía, Suiza, República Checa y Reino Unido han desmantelado una organización que explotaba a mujeres rumanas a las que engañaba con falsas relaciones amorosas para salir de su país y que, una vez en Europa, eran obligadas a prostituirse y vendidas a proxenetas por 6.000 euros.

En el dispositivo policial han sido detenidas 14 personas, siete de ellas en España, y liberadas diez mujeres, seis en nuestro país, concretamente en Valencia (4) y Girona (2) donde actuaba la red. Las víctimas eran intercambiadas y trasladadas a diferentes países para explotarlas sexualmente en prostíbulos o en la calle.

Eran conducidas desde Rumanía a España y otros países europeos como Italia, Reino Unido República Checa, Suiza, Dinamarca o Alemania con el engaño del método denominado "lover boy", que consiste en establecer una relación amorosa de dependencia con la que el proxeneta conseguía manipular a la joven.

Según ha explicado a Efe María Buyo, portavoz de la Policía Nacional, la organización "movía" con frecuencia a las mujeres por Europa para no levantar sospechas e, incluso, las víctimas eran vendidas entre miembros de la organizaciones con alrededor de 6.000 euros.

La investigación sobre este grupo internacional contra el que ha actuado un equipo de trabajo integrado por diferentes cuerpos policiales coordinado pro Eurojust ha permitido constatar que la red buscaba ampliar su "negocio". En el caso de España, los agentes descubrieron que estaban intentando integrar en la organización a más proxenetas, con el objetivo de atraer a más mujeres.

Los beneficios obtenidos eran blanqueados a través de testaferros y empresas ficticias y se invertían en casas, coches, relojes y joyas, así como en la apertura de nuevas cuentas corrientes, drogas y apuestas.

Buyo ha destacado que en lo que va de año, la Policía Nacional ha liberado a 60 víctimas de redes de trata y explotación sexual. En 2019, rescató a 1.058 mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook