14 de febrero de 2020
14.02.2020
Vilencia machista

Detenido por secuestrar a su expareja siete horas en Madrid

Accedió a su domicilio con una barra de hierro y tras maniatarla con una cuerda la agredió físicamente

14.02.2020 | 09:41

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre como presunto autor del rapto de su expareja a la que tuvo retenida durante más de siete horas en el distrito de Tetuán, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

La madre de la víctima alertó a la Policía de que el exnovio de su hija accedió al domicilio de manera agresiva con una barra de hierro y tras maniatarla con una cuerda la agredió físicamente. La mujer fue conducida a un inmueble desconocido del que tan solo pudo advertir que se encontraba en las inmediaciones de Príncipe Pío.

Los investigadores ante la gravedad de los hechos y el peligro existente para la víctima difundieron su fotografía a toda la región policial para su localización y establecieron un dispositivo de búsqueda en los distritos de Tetuán y Moncloa.

La investigación se inició el pasado jueves cuando una mujer acudió a dependencias policiales para comunicar los hechos que tuvieron lugar en su domicilio donde convive con su hija y la expareja de ésta, el cual no quiere a abandonar el inmueble a pesar de haber finalizado su relación. Relata a los agentes que su hija estaba en el domicilio cuando su expareja accedió al mismo con una barra de hierro y actitud agresiva.Este varón la lanzó al suelo y le arrebató su teléfono móvil para evitar que pidiera ayuda.

Le tapó la boca y le golpeó con una barra metálica Inmediatamente cerró la puerta del inmueble con llave para evitar que huyera, llegando a maniatarla y amordazarla. Después comenzó a darle puñetazos y a golpearla con la barra de hierro.

Finalmente, la expareja por miedo a que su vida peligrara y que el agresor cumpliera las amenazas de muerte, se vio coaccionada a acompañarle a una vivienda de la que solo pudo comunicar a su madre que estaba en la zona de Príncipe Pío.

Desde el lugar donde se encontraba raptada, logró convencer a su expareja haciéndole la promesa de irse a vivir juntos por lo que necesitaría coger ropa y así poder hablar con su madre para no preocuparla. El varón accedió bajo esta condición a trasladarla a su domicilio.

Los investigadores, que ya habían difundido las fotografías de víctima y agresor a toda la región policial por considerarse una desaparición inquietante, ya habían desarrollado un amplio dispositivo de búsqueda en varios distritos con agentes uniformados y de paisano para liberar a la mujer.

Finalmente, agentes que integraban el operativo, dieron con el paradero de la mujer y arrestaron al agresor como presunto responsable de los delitos de detención ilegal y violencia de género. Tras pasar a disposición judicial se decretó su inmediato ingreso en prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook