14 de febrero de 2020
14.02.2020

Detenida por hurtar joyas a personas enfermas y mayores en Santa Cruz

Miembros de la Policía Nacional arrestaron a una mujer de 33 años por sustracciones en cinco casas, donde cuidaba de las víctimas, que sufrían alzhéimer o ceguera.

14.02.2020 | 00:40
Joyas que fueron localizadas por la Policía Nacional en diversas tiendas de compra-venta de oro.

Miembros de la Policía Nacional detuvieron a una mujer de 33 años de edad, sin antecedentes, como presunta autora de cinco delitos de hurto en diferentes domicilios. Esta persona trabajaba como profesional sociosanitaria y atendía a personas dependientes en sus respectivas viviendas. El valor total de las joyas que consiguió sustraer asciende a más de 13.000 euros.

Los hurtos los cometía cuando se encontraba sola con la víctima en el interior del domicilio, aprovechando las circunstancias de salud de la misma. El perfil de las afectadas era el de personas de edad avanzada con problemas graves de salud, como alzhéimer, ceguera u otros, según la información divulgada por parte de la Comisaría Provincial en la jornada de ayer.

Los funcionarios de la Policía Nacional tuvieron conocimiento de un caso a través de la denuncia interpuesta por la hija de una de las víctimas, que también resultó perjudicada por la sustracción. Al no localizar joyas en el domicilio de la madre, la presunta autora se introdujo en la vivienda de la denunciante, que se encuentra en la planta superior.

La investigación iniciada por policías nacionales, a través de la práctica de diligencias, del control y seguimiento de las joyas, dio como resultado la localización de las ventas realizadas en establecimientos de compra-venta de oro, por la posteriormente detenida. Como consecuencia de las pesquisas llevadas a cabo, los funcionarios pudieron averiguar que había vendido joyas por las que obtuvo más de 6.000 euros. Los agentes continuaron con las investigaciones y comprobaron que las alhajas procedían de cinco domicilios diferentes. Es decir, los profesionales del cuerpo de seguridad detectaron que existían, por lo tanto, cinco víctimas, pero cuatro de ellas no se habían percatado de la sustracción de sus joyas hasta que fueron informadas por la Policía Nacional.

Al final, los funcionarios identificaron plenamente a esta persona, la localizaron y procedieron a su detención en Santa Cruz de Tenerife.

Todas las joyas sustraídas en los mencionados hurtos en domicilios fueron recuperadas, localizadas en las casas de compraventa de oro, y entregadas a sus respectivos propietarios.

La detenida, junto al atestado instruido al efecto, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción que estaban en funciones de Guardia en Santa Cruz de Tenerife.

Las investigaciones fueron realizadas por policías nacionales de la Comisaría de Distrito Sur de Santa Cruz de Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook