14 de enero de 2020
14.01.2020

La elección del jurado retrasa a hoy el juicio del crimen de Polop

El 19 de octubre de 2007, el alcalde Alejandro Ponsoda fue tiroteado en su vehículo cuando llegaba a su domicilio

14.01.2020 | 00:01
La causa se dirige contra siete acuados, entre ellos Juan Cano

El trámite de constitución del tribunal del jurado ha retrasado a hoy eel arranque formal del juicio por el asesinato a tiros a las puertas de su casa de quien fuese alcalde de Polop (Alicante) Alejandro Ponsoda, del PP, el 19 de octubre de 2007.
El proceso para la selección de los once ciudadanos que formarán parte del tribunal del juicio con siete acusados comenzaba las 10:15 y se prolongó durante más de cinco horas, debido a lo mediático del caso y a que hay siete partes personadas en el juicio: la fiscalía, la acusación particular y siete defensas, que protagonizaron las entrevistas a los candidatos hasta que, pasadas las 15:00, dieron por constituido el jurado.
De esta manera, la vista se iniciará oficialmente hoy, martes, con la lectura de los informes de las partes y el interrogatorio de los primeros acusados, concretamente los tres supuestos autores materiales del crimen.
El 19 de octubre de 2007, el popular Alejandro Ponsoda fue tiroteado en el vehículo que conducía a su llegada a su domicilio, situado en la pedanía de Xirles, y falleció ocho días después en el Hospital General de Alicante a consecuencia de las heridas ocasionadas por uno de los tres disparos recibidos: un impacto de una bala que quedó alojada en la cabeza.
La causa se dirige contra siete acusados, entre los que se encuentra el exconcejal de Urbanismo y sucesor de Ponsoda en la Alcaldía de Polop, el también popular Juan Cano.
La Fiscalía ve inicialmente a Cano como el presunto cabecilla de la trama con el fin de tomar el control de las decisiones urbanísticas del pueblo, y junto a este se sientan en el banquillo el empresario local Salvador G.R.; el dueño del club de alterne Mesalina en el que se cree que se planificó el asesinato, Pedro H.; el gerente de ese prostíbulo, Ariel G.; y los tres presuntos sicarios a los que se contrató por 50.000 euros: Raúl M., Robert F y Radim R.
Se piden penas de 25 años para cada uno de ellos por asesinato, a los que suma otros dos años de prisión para los tres supuestos autores materiales de los tiros por tenencia ilícita de armas.
El juicio se ha previsto en 13 sesiones hasta el próximo 30 de enero con la participación de hasta un centenar de testigos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook