10 de enero de 2020
10.01.2020
Abusos sexuales

La menor violada en Palma dice que una amiga la intimidó para que tuviera sexo

Esta chica es la última detenida por la Policía en relación al caso, en el que hay varios implicados

10.01.2020 | 11:25
El detenido por la supuesta violación.

La niña que denunció haber sido víctima de una violación grupal en Palma ha ratificado que los detenidos la forzaron y que una amiga suya la intimidó para que tuviera relaciones con los menores. Esta chica, que reside en un centro de acogida, ha sido detenida esta mañana y puesta a disposición de la Fiscalía de menores. Tanto los seis adolescentes arrestados como el joven de 19 años han quedado en libertad sin medidas cautelares. Este último fue conducido ayer por la tarde a disposición judicial.

La Policía Nacional ha dado este viernes por concluidas las detenciones por la violación en grupo de una adolescente de 13 años en Palma tras el arresto de esta menor presuntamente implicada en la agresión, octava detenida tras seis chicos de entre 14 y 17 años y un varón de 19.

La víctima lleva un tiempo bajo la custodia de una entidad, cuyos responsables denunciaron los hechos a la Policía. Según explicaron, la niña suele fugarse habitualmente para instalarse en un domicilio de Son Gotleu y lo volvió a hacer el 24 de diciembre. Cuando consiguieron localizarla ya al día siguiente, la menor estaba muy nerviosa y les contó que esa noche había acudido a un domicilio de la barriada de Camp Redó donde un grupo de adolescentes celebraba una fiesta. Allí estaba una amiga suya, que la habría intimidado para que mantuviera relaciones sexuales con los chicos, diciéndole que si no lo hacía no la dejaría salir del domicilio. Varios menores la violaron en el piso y uno de ellos le dio una bofetada ante su oposición. Luego uno de ellos la llevó en un cuadriciclo hasta Son Gotleu, donde la forzó en el interior del vehículo, siempre según su relato.

La Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional se ha saldado de momento con la detención de seis chicos de entre 14 y 17 años y un joven de 19. Todos han negado haber violado a la niña. Los menores han contado que estaban en la vivienda de Camp Redó con dos chicas y que a una de ellas la llamó la denunciante. La invitaron y poco después se presentó en la casa. Uno de los adolescentes le propuso mantener relaciones y ella aceptó. Los dos se fueron a una habitación, a la que acudió luego otro chico.

Versiones distintas


Los otros cuatro menores entraron después en el cuarto y, según su versión, la niña se mostró conforme con tener sexo con todos ellos. En las declaraciones ante la Policía, los adolescentes ofrecieron versiones distintas sobre lo ocurrido a partir de entonces. Mientras algunos afirmaron que las relaciones fueron de uno en uno, otros aseguraron que fue en grupo. En cualquier caso, todos coincidieron en que la niña consintió estas relaciones.

Uno de los menores arrestados entregó a los policías un vídeo grabado con su teléfono móvil en el que aparece él mismo con la denunciante, con el objetivo de demostrar que no hubo ningún tipo de intimidación.

Otro de los sospechosos explicó que después se fueron todos juntos al Paseo Marítimo y que luego llevaron a la niña al centro de acogida en el que vive, pero que esta no quiso volver a allí y acabaron regresando a Camp Redó, donde le indicaron que podía instalarse como okupa en una casa abandonada.

La niña apuntó en una declaración ante la Policía Nacional a que el joven de 19 años no participó en las agresiones sexuales, pero sí estuvo presente.

Los agentes arrestaron el miércoles a este sospechoso como cooperador necesario y ayer por la tarde lo trasladaron a los juzgados de Vía Alemania. En su comparecencia ante el titular del juzgado de instrucción número 9 de Palma, en funciones de guardia, el sospechoso admitió que aquella noche estuvo en la vivienda, pero dijo que apenas pasó unos minutos allí y negó haber propiciado o presenciado agresión sexual alguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook