30 de diciembre de 2019
30.12.2019

Detenida una cuidadora por robar 840 euros de la hucha de un anciano

El hombre, que sospechaba, instaló una cámara de vigilancia para poder aportar pruebas objetivas

30.12.2019 | 11:28

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cartagena (Murcia) a una mujer de 43 años como presunta autora de un delito de hurto continuado, que como cuidadora de un anciano que vivía solo manipulaba la hucha en la que éste guardaba el dinero, lo que fue recogido por una cámara de seguridad, informa este cuerpo.

La acusada, quien reconoció los hechos que se le imputaban, ha sido condenada a cuatro meses de prisión y a la devolución de los ochocientos cuarenta euros sustraídos más intereses.

Desde el pasado mes de enero, la mujer, de nacionalidad española, acudía al domicilio del hombre para ayudarle con las labores domésticas.

En su denuncia, el anciano puso de manifiesto que, en el mes de agosto, había sospechado que faltaba dinero en la hucha, ya que había podido introducir los billetes con facilidad, sin necesidad de hacer fuerza para empujar los que había en su interior.

La víctima, que todos los meses guardaba en una hucha billetes y nunca monedas, con la intención de ahorrar para hacerle un regalo a su nieta, al abrirla se percató de la falta del dinero, que calculó en ochocientos cuarenta euros.

Como la única persona que tenía acceso a la vivienda era esta empleada del hogar, el anciano decidió instalar una cámara de videovigilancia, para poder aportar pruebas objetivas contra la misma y sustituyó la hucha por otra idéntica, marcando los billetes que introdujo en la nueva hucha.

Una vez que las cámaras captaron a esta mujer manipulando el objeto, el hombre alertó a los agentes de la Brigada de Policía Judicial, personándose inmediatamente en el inmueble y sorprendiendo a la trabajadora con varios billetes marcados.

La asistente doméstica sustraía el dinero en pequeñas cantidades cada vez que visitaba la vivienda, aprovechando la siesta de su víctima. Extraía los billetes con gran habilidad valiéndose de cinta adhesiva y de una aguja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook