06 de diciembre de 2019
06.12.2019

Una empresaria, investigada por una agresión con matones en el Casino de Tenerife

Renuka Satyani acudió junto a su padre, conocido como 'Tony', y tres guardaespaldas al club social para amedrentar a un intermediario inmobiliario que reclama el pago de una deuda

06.12.2019 | 00:54

La Policía Nacional investiga el incidente más grave en la historia del Real Casino de Tenerife. Renuka Satyani, de 38 años, se presentó el 21 de noviembre junto a su padre, conocido como 'Tony' Satyani, y tres guardaespaldas en la sede del club social para amedrentar a un intermediario inmobiliario que les reclama una deuda económica.

El padre se quedó en el vestíbulo mientras que la hija subió con los tres matones a la primera planta, donde ella había quedado con el intermediario, que se encontraba con su abogado. Los cuatro entraron en la sala de juntas. Uno echó de la habitación al abogado y permaneció junto a él mientras otro de ellos golpeaba entre amenazas al empresario en presencia de Renuka el tercer matón. La familia Satyani se dedica a la intermediación inmobiliaria y al alquiler de bienes inmuebles en enclaves estratégicos de Santa Cruz de Tenerife.

Renuka Satyani fue detenida el martes por la Policía Nacional como presunta autora de los delitos de obstrucción a la justicia, amenazas y lesiones. El Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Cruz de Tenerife investiga los hechos. Los agentes continúan la búsqueda de los tres hombres corpulentos que acompañaron a Renuka y 'Tony' Satyani .

La agresión se produce, según la investigación que lleva el juzgado de instrucción, después de que el intermediario en operaciones inmobiliarias decidiera recurrir a la Justicia para percibir una cantidad económica que le debe la empresa propiedad de la ahora acusada y su padre.

Como consecuencia de esta demanda judicial la mujer detenida, Renuka Satyani, decide solicitar una reunión con el empresario denunciante y su letrado con el objetivo de llegar a un acuerdo extrajudicial sobre la deuda. El encuentro se concertó el 21 de noviembre por la mañana en la sala de juntas del Real Casino de Tenerife.

Según la investigación de la Policía Nacional la víctima y su abogado llegaron en primer lugar a la sala en donde se había concertado el encuentro. Eran las nueve y media de la mañana. Poco después, por las escaleras del edificio situado en la Plaza de la Candelaria accedieron al interior del club social cinco personas. El padre de la ahora acusada, 'Tony', que se quedó en el hall, su hija y tres guardasespaldas. A la primera planta subieron los tres matones y Renuka Satyani, según la investigación.

Una vez en la primera planta, en la sala de juntas, uno de los matones invitó al abogado a abandonar la habitación al grito de: "¡Tú, sal de aquí ahora mismo!" y se quedó afuera con el letrado cerrando la puerta prara impedir que nadie entrara ni saliera.  Dentro de la sala se quedaron dos matones, Renuka y la víctima.

Según las investigaciones de la Policía Nacional, uno de los dos matones que se encontraban en el interior de la sala de juntas del Real Casino de Tenerife se acercó al empresario y le ordenó: "¡Quita la demanda!". E, inmediatamente, le pegó un puñetazo que impactó en la oreja izquierda y la parte lateral-posterior de la cabeza. A continuación, después del golpe, se le advirtió: "Eso es lo que te va a pasar a ti, a tu familia y al otro". El "otro" es un empresario, que no se hallaba en la reunión en ese momento y al que presuntamente también le adeuda dinero la mercantil de la ahora acusada y su progenitor.

Grabación de las cámaras


Los gritos de la víctima fueron escuchados por su abogado, perteneciente a un prestigioso bufete de Madrid, y un camarero, que no pudo entrar a la pequeña sala de juntas a llevar los cafés que poco antes le habían solicitado. Después, tras la agresión, Renuka Sayani, y los tres matones bajaron de la primera planta al hall donde esperaba el padre de la arrestada, según la denuncia presentada en el juzgado. Juntos abandonaron el edificio. La entrada y salida del inmueble de 'Tony' Satyani, su hija y los tres guardaespaldas quedó registrada en las cámaras de vigilancia del Real Casino de Tenerife.

Después de la intimidación y la agresión el intermediario inmobiliario se pensó si seguir con la demanda para reclamar el dinero que entiende que le adeuda la familia Sayani. Incluso llegó a plantearse si debía poner los hechos en conocimiento de la Policía Nacional o no. Teme por su vida y la de su familia tras las amenazas recibidas.

El agredido presentó al final la denuncia el 26 de noviembre en la Comisaría del Puerto de la Cruz, cuyos mandos remitieron el asunto a sus compañeros de la Comisaría de Distrito Sur de Santa Cruz de Tenerife. Tras diversas gestiones, el pasado miércoles fue arrestada Renuka Satyani por parte de agentes de la Brigada de Policía Judicial. La empresaria se negó a declarar ante los investigadores. Por ahora, los policías nacionales continúan las indagaciones para tratar de localizar a los matones que la acompañaron al Casino el pasado 21 de noviembre. Según los testimonios de los agentes de la Policía Nacional el guardaespaldas que golpeó al empresario inmobiliario tiene un acento de una persona natural de Europa del Este, mientras que los otros dos supuestamente son de origen canario. Las imágenes grabadas por las cámaras del Real Casino de Tenerife ya han sido entregadas a los agentes de la Policía Nacional, que intentan identificarlos y localizarlos.


Expulsión como socios


Es la primera vez que se produce un incidente de esta gravedad en el Real Casino de Tenerife. Ante la magnitud y gravedad del episodio la Junta Directiva del club social aprobó la incoación de un expediente de expulsión contra Renuka Satyani y  su padre como socios de la elitista institución. 'Tony' Satyani y su hija, especializados en el negocio de la intermediación inmobiliaria y el alquiler de bienes inmuebles en enclaves estratégicos de la capital tinerfeña, son una de las familias más importantes del sector en Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook