05 de diciembre de 2019
05.12.2019
Error informático

Liberan por error en Palma a una fugitiva condenada por homicidio y secuestro

El juzgado no halló la orden internacional de búsqueda de la delincuente en la base de datos

05.12.2019 | 13:33

Un juzgado de Palma ha dejado en libertad por error a una fugitiva condenada a 17 años de cárcel en Rumanía por secuestro y homicidio. La Policía arrestó a la sospechosa el pasado jueves y comprobó que sobre ella pesaba una orden internacional detención e ingreso en prisión. Sin embargo, cuando el juzgado de guardia de Palma consultó al día siguiente la base de datos, la orden no figuraba y liberó a la acusada, según han confirmado fuentes policiales y judiciales. La Policía está a la espera de recibir nuevas instrucciones por parte de los juzgados.

La sospechosa, rumana de 40 años, habría participado en 2006 en el secuestro de un hombre en su país. La víctima fue liberada, pero murió poco después en un hospital por las condiciones en las que estuvo cautivo. La mujer fue condenada por un tribunal rumano a 17 años de cárcel por secuestro y homicidio, pero huyó y no cumplió la pena.

Las autoridades rumanas dictaron una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE). La Policía consiguió localizar a la mujer en Palma y el pasado jueves por la noche la arrestó en el Paseo Marítimo. Los investigadores contactaron con la Audiencia Nacional, órgano competente en cuestiones de extradición, para notificar su arresto y confirmar la orden de detención, que incluía el ingreso en prisión de la acusada.

La mujer fue puesta al día siguiente a disposición del juzgado de guardia de Palma. La magistrada consultó entonces la base de datos internacional en la que constan todas las reclamaciones judiciales europeas, pero el nombre de la sospechosa no figuraba. Tras intentar en vano aclarar la situación con la Audiencia Nacional, optó por dejar en libertad a la acusada.

El error fue descubierto horas después. Fuentes conocedoras del caso han explicado que la Policía Nacional no puede arrestar otra vez a la mujer salvo que se dicte una nueva orden de detención o un juzgado ordene su arresto. Los agentes están a la espera de recibir indicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook