23 de noviembre de 2019
23.11.2019
Canarias

Un taxista se enfrenta a 5 años de cárcel por supuestos abusos a una menor

El acusado ofreció a la joven llevarla hasta su vivienda y aprovechó el trayecto para realizarle tocamientos

23.11.2019 | 16:30
Una menor acusa a un taxista de abusos sexuales en un servicio.

Un taxista de 59 años se enfrenta a cinco años de cárcel por presuntamente abusar sexualmente de una menor en una parada que efectuó en su recorrido para llevarla hasta su casa, en la que le tocó los pechos, las nalgas e intentó besarla. Los hechos sucedieron hace dos años, entre los días 18 y el 22 de diciembre -imposible certificar qué día exactamente-, según detalla la Fiscalía en su escrito de acusación.

El acusado ofreció llevar a la joven hasta su vivienda después de conocerla y mantener una conversación con ella, que aceptó la propuesta. Sin embargo, durante el trayecto hizo primero una parada en la gasolinera del complejo comercial de La Estrella para comprar una cerveza y bloqueó los seguros del vehículo. Tras la compra condujo hasta una de las playas situadas frente al centro comercial Las Terrazas y estacionó para tomar la bebida. Durante este tiempo el procesado insistió varias veces a la muchacha que ingiriese también de esta bebida alcohólica, según relata el escrito.

Después el acusado se quitó la ropa hasta quedarse en calzoncillos y se introdujo en el mar. Al salir se quitó también la ropa interior y "con ánimo libidinoso y de atentar contra la indemnidad sexual de la menor", según detalla la Fiscalía, comenzó a sobar sus pechos y sus nalgas. Al mismo tiempo le tocaba la cara e intentaba besarla en la boca, aunque la joven se negaba e intentaba zafarse del control del taxista. Finalmente acabó apartándose y concluyó el recorrido en coche hasta el barrio teldense al que la menor había solicitado ir en primera instancia, donde se bajó del coche.

El Fiscal pide que además de los años de cárcel se le imponga al acusado (sin antecedentes penales) la obligación de participar en programas de educación sexual por tiempo mínimo de siete años, así como la inhabilitación especial para cualquier profesión que conlleve contacto regular y directo con menores de edad por el mismo tiempo (lo que podría conllevar que no pudiera seguir actuando como taxista en un futuro).

Por otro lado, también se solicita la prohibición de aproximarse a la menor de edad -así como de acercarse a su domicilio o cualquier otro lugar frecuentado por ella a menos de 500 metros- y de comunicarse con ella por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático por un periodo de siete años. Por último, el procesado deberá pagar unas costas de 2.500 euros a la representante legal de la víctima en caso de salir condenado por este caso, que será juzgado la próxima semana en la sección I de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

Asimismo, también se celebrará un juicio por otro caso de abusos sexuales que se realizaron en el municipio. La Fiscalía pide pena de cárcel de cinco años a un hombre por presuntamente tocar las partes íntimas de una niña con la que mantiene una relación de parentesco. Según los hechos narrados en el escrito de conclusiones provisionales el procesado abusó de la menor en dos ocasiones.

"Aprovechando la relación que les unía y conociendo la escasa, la edad de la menor y su incapacidad para prestar consentimiento", se puede leer en el texto de acusación, el procesado tocó los genitales de la menor en una ocasión del verano del año 2016 mientras ambos estaban en la vivienda de la pequeña. Este hecho se repitió en enero del año pasado en el interior del vehículo del acusado.

La Fiscal ha calificado estos actos como delitos de abuso sexual a menores de dieciséis años, por lo que pide una condena de cinco años de prisión además de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. También se solicita que el procesado tenga prohibido acercarse a menos de 500 metros a la pequeña, así como comunicarse con ella por cualquier medio, directo o indirecto, durante un periodo de 15 años.

Por otro lado, en el caso de que salga condenado y tenga que ingresar en un centro penitenciario durante un periodo de tiempo, la Fiscalía solicita como medida preventiva que durante un periodo de siete años el procesado esté obligado a participar en programas de educación sexual que deberá ser cumplida tras la ejecución de la pena privativa de libertad. También interesa que se imponga la pena de inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, retribuido o no, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad, por un periodo de 14 años como mínimo.

El juicio por este caso se celebrará, como el anterior mencionado, el próximo miércoles en la sección I de la Audiencia Provincial de Las Palmas, ubicada en la Ciudad de la Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook